Tarjeta navideña 2018

Tarjeta navideña 2018
¡Muchas Felicidades!,

jueves, 25 de mayo de 2017

Relato de Jueves Literario: "Los colores del silencio"


La convocatoria de esta semana la lidera Ma. José quién nos propone escribir obre los colores que tienen nuestros silencios, las palabras que callamos, los secretos guardados. En su casa vamos por mas relatos





UN RECUERDO A COLORES

Hay llamados que callo hace mucho tiempo. ¡Mamá!, -digo a veces en voz alta al aire de mi cocina, Es tenue al principio, pudoroso, incapaz de romper el sello de mis labios, pero refuerzo mi voluntad y repito el llamado en voz adulta solo para desentumecer el vocablo que suelta mi lengua. Lo reciben los relieves de los vidrios templados. 
El sol que duerme la siesta en la terraza me presta su luz para iluminar los colores de mi recuerdo, flores pequeñas en el fondo blanco de una batista suave, cubierta por un matelasse grueso de rombos rosa chicle, el malva profundo de un vestido con lazo, los bordados en amarillo dorado del mantel de fiestas. Y se queda mi voz a vivir en los dibujos de la ventana radiante, y en su reverberancia


jueves, 4 de mayo de 2017

Relato de Jueves Literario: "El escenario es suyo"

La convocatoria de este jueves la lidera Roxana, quien nos invita a elegir uno de los escenarios propuestos, el que mas convoque a nuestras letras. En su casa nos deleitamos con mas escenarios.




SÁBADO DE OTOÑO EN CASA

El otoño deja entrar al viento, el viento barre las hojas del camino que me lleva donde los libros llaman...allí, la luz del sol se arroja a la biblioteca y pincela los colores con claridad de espejo. Van raudos los reflejos a anidar en los rincones oscuros.
Mis zapatos rojos, alados, me elevan hacia el encuentro en la cima de mis mañanas. Se abren las cortezas crujientes de los libros que exhalan sueños de bosques profundos. Se desmigajan los versos que caen sobre mi blusa y mi sábado de estreno.
Un abrazo de oleo tibio distiende los músculos en el cuero de los lomos viejos y devuelven el alivio con besos de mazapán, las vocales de bocas abiertas. En tanto, en la mesa de la cocina, los secretos sellados se abren, impúdicos, a la cosquilla vaporosa que humea una taza de té dulce recién servida, que por mi espera.