Tarjeta navideña 2018

Tarjeta navideña 2018
¡Muchas Felicidades!,

jueves, 9 de febrero de 2012

Relato de Jueves Literario: "El arte de observar"

La convocatoria de esta semana supone jugar con la observación. El relato debe versar sobre algún aspecto, todos, o cualquier interpretación, situación que nos dispare la siguiente foto.
Hay mas observadores en lo de Matices: http://maticesdecolores.blogspot.com/

Cola para ver el final de....
Foto cedida por: ElSilencio en Devianart

¿QUÉ VER, QUÉ DECIR?

¡Vaya fraude!, ¿y ahora qué?.....
Podría dar un grito que atrajera la atención de los ojos asombrados de allí abajo y espetarles que esto es una gran estafa, y cual justiciera enérgica: encabezar la columna de furibundos e irrumpir en las oficinas del responsable para armarle un escándalo...o... puedo darme la vuelta y bajar con el cuerpo ladeado cuidando de no caer, con la frente en alto, como si estuviera descendiendo los escalones de la piazza Espagna en un desfile de alta costura, para finalmente: retirarme con el orgullo bajo el brazo, pero....¡No!; Querrán comprobarlo por si mismos en el primer caso, y para lo segundo: es demasiado pronto para darme por vencida....¿Y si de verdad hay algo ahí de lo que no me percato?...
¡Nada!, no hay ruidos solo un sonido de altura, apenas una brisa que chifla como si pasara entre las rocas, ¡y esa luz!, tan blanca, cegadora.¡Sería un milagro si logro tomar una foto de lo que sea que haya allá, con un diafragma mas fruncido que el ceño de mi vecina!
Me siento lejana, sola en la cumbre de un altar, como si me tocara hacer los oficios de algún ritual....¡bueno!, al menos puedo meditar....¡Sí!, ¡eso es!, puedo decir a quién pregunte que aquí hay algo que...¿promueve?, ¡si, ahí está!, que promueve la meditación. Es lo suficientemente vago como para que cada cual lo ajuste a su interpretación, y además: no estaría mintiendo....
Tengo entumecidas las piernas, ¡uyy!, voy a moverlas cada una a su turno, apoyo mi peso sobre una, flexiono un poco la otra...¡sí!, efectivamente ese crujido vino de mi rodilla, cada dolorido tendón está reclamándome atención. –¡Ya va chicos!, unos segundos más....Apoyo la mano bajo mi barbilla en pose de sabia por si alguien está mirando, jajj!, -es el último vistazo, ¡lo juro!

jueves, 2 de febrero de 2012

Relato de Jueves Literario: "Persona que es curiosa, tiene refrán para cada cosa"

La convocatoria de esta semana la lidera Verónica Marsá del blog: http://hel-leniko.blogspot.com/. La consigna es incluir al menos dos refranes en un texto, ¡misión cumplida!. Hay más refraneros en lo de Vero.


LA DOCTORA QUIERE TANGOS -REMIX

-¡No son horas estas para que una dama salga de su casa!, ¡Mjjmm!, ¿dama?, ¡faltaba más! así le digo entre nos para no afectar la sensibilidad suya Marguita...que: a buen entendedor, pocas palabras.
-No sé de quién me habla Rufina.
-¡No se haga la desentendida Marga que lleva largo rato con la facha asomada tomando el fresco!
¡Cuanta altanería!, pensar que la doctorcita de día parece mujer de casa guardar. Si hasta cuando mira por arriba del hombro parece que dijera: ¡A mi nadie me pisa el poncho!...y sin embargo de noche…de noche: ¡la decencia le queda bien tapada bajo gruesas capas de rimel!
¡Véala Marga!, con ese aire de mosquita muerta parada en la esquina esperando un coche que la lleve a la milonga.

En la esquina la mujer impaciente da giros y contragiros cuidando de apoyar solo las puntas de sus pies calzados en fina cabritilla negra, pues teme trastabillar a causa del poco sustento que le brinda la redondez del empedrado.”

-Así como la ve Marguita, a la doctora se le da bien el firulete...¡aja!. Dicen que la han visto en antro de mala muerte y peor beber, gustosa de bailar enlazada dibujando cortes y quebradas con esos tobillos finos, ¡que de suerte le responden con gracia!, porque de solo verlos: se conoce que tienen vocación declarada para el esguince.
-¡Mmm!....a mi no me parece mala Rufina.
-¡No mala, pero no haga que le recuerde Marga que el infierno está lleno de buenas intenciones!, ¡Uff!...¿qué me dice Marguita?, ¿haríamos un buen servicio advirtiéndole a la doctorcita sobre las habladurías de la gente?
-Mejor no Rufina, ¡cada cual a lo suyo!

Las fotos corresponden a la película: "La doctora quiere tangos" cine argentino, 1949.