Tarjeta navideña 2018

Tarjeta navideña 2018
¡Muchas Felicidades!,

jueves, 20 de febrero de 2014

Relato de Jueves Literario: "Vida insípida"

Hola! Retomo mi actividad juevera con este relato que nos propone Maribel, sobre la vida insípida de algún personaje. Espero de todo corazón reencontrarme con los amigos en este espacio tan querido y entrañable. ¡Nos leemos!




¡NO MAS JUEVES DE MARGARITAS!

"El tiempo no cura. El tiempo mata",-dice  imprimiéndole a sus palabras la autoridad de verdad  indiscutida  mientras, revoleo apenas de ojos mediante manda a volar la burda gravedad  de su  reciclado parafraseo.
-Ni siquiera me gustas- le contesta pretendiendo parecer relajada. Avanza dos pasos sin volverse; él se le pega a su espalda, Marina se detiene, el aire que arroja por la fosas nasales le hace cosquillas en el borde de la oreja.
Insiste: "nadie te espera, tu novio te dejó hace mucho",- y en ello subraya la palabra mucho, ¡mchhk!, un chasquido de pesar  suena en el aire, ( el pesar le pesa a él), "con el nadie te espera era suficiente" piensa,"¡ como si fuera posible que olvidara lo otro!"; queda expectante de los movimientos de Marina...¡nada!," ¡la mujer es una roca!"
"No te mereces estar sola", ensaya en su mente y lo abandona; "es trillado y falaz, no es cuestión de méritos, si así fuera los virtuosos serían ricos", se dice. No desea insultar la inteligencia de  Marina,... no tan groseramente al menos; se pregunta si no fue demasiado lejos,  "el enojo puede ser productivo, pero del espanto nada bueno sale".
Re intenta: "hoy es jueves, ¿qué hay: margaritas en casa con las chicas?, ...tus amigas te quieren pero bien sabes que no soportan tus conversaciones de soltera"- trata de sonar conciliador; ¡shh!..."temerario" resuena en su frente palpitante. El esfuerzo por andarse con cuidado con las palabras hizo que se le hinchara la vena del pensador; se lleva la mano a lo alto de la cabeza y se rastrilla el jopo con los dedos. "Hablar mal de un ex es tolerable,  pero las amigas son intocables...", la media sonrisa de lado se le desmarca un poco.
Marina respira profunda y quedamente, hace malabarismos con la respiración en su pecho, aprieta el abdomen  para que ningún temblor la delate. Se muerde el labio inferior, quiere marchar para salvar su orgullo herido, plantarlo, borrarle  esa sonrisa idiota que no ve pero intuye, y sin embargo, permanece inmóvil, escuchando un poco más, dejándose convencer...solo un poco más..., puede irse cuando desee.
"Se equivoca. No es la conversación insípida la que aburre a mis amigas; es la soltería siempre anunciada la que les desanima, les amenaza".
Marina se gira bruscamente llamada por una mano que le aprieta con firmeza el hombro, "¡no será otro jueves sin tema nuevo que contar!", con ojos cerrados se enfrenta al engreído de escasa elocuencia y  adhiere sus labios a los otros, así, sin cálculo ni medición previa, y una atracción de bocas imantadas se cierra perfecta.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Manuel


¡Hola a todos!; ha pasado tanto tiempo que no se bien que escribir, y han pasado tantas cosas, muchas especiales y nada en particular, que no se por donde empezar...
Pensé en poner solamente una imagen que hablara por sí misma sin necesidad de palabra alguna, así como para ir  re adentrándome en las redes, que estoy algo oxidada...¡ya se extraña demasiado a los amigos!!
Obviamente el de la foto es Manuel, que ya cumplió el añito; recibió su bautismo y tuvo festejo de cumpleaños por partida doble (con los familiares íntimos y luego con amigos)
Ya se largó a dar sus primeros pasos sin tomarse de nada, se le anima bastante.
Es muy travieso, inquieto e intrépido. Se trepa a todas partes y se pone a prueba todo el tiempo. Sacamos muebles y corrimos otros para tapar enchufes y rincones con el afán de resguardar cosas que no debe tocar, y eso lo desalentó al principio, pero ahora mueve los muebles con una fuerza descomunal para uno de su porte. A menudo se lo ve empujando la mesa ratona, -que tiene unas patas cromadas y pesadas, por todo el living cual un pequeño Atlas.
Toca todo; trata de meterse en lugares imposibles, se golpea, pero también se hace habilidoso en su motricidad día a día. Llora cuando se golpea o se cae, pero no se lamenta demasiado, se le pasa enseguida.
Es una bola de energía, tiene el cuerpo siempre caliente, la cabeza transpirada y las rodillas roñosas de arrastrarse todo el tiempo, (la humedad de Buenos Aires no le ayuda pobrecito!!). El agua del baño de final del día se desagota oscura. ¡Ignoro como hace para que se le meta tanta mugre bajo las uñas de pies y manos!! ...¡Pero ya me lo habían advertido las que son mamas de varones!!
Se ríe a carcajadas cada vez que se mira al espejo; es bueno, pero tiene carácter.
1) Nunca fue dormilón, 2) Nunca usó chupete, 3) Nunca había tomado mamadera hasta hace quince días atrás.
El primero sigue sin variar; hoy hace solo una siesta en el día, pero cuando tiene sueño pues "a los bifes", y aunque se sigue despertando en la madrugada, está aprendiendo a volver rápidamente al sueño.
El segundo no lo quiso en su momento y ahora ya no tiene caso; y el tercero es increíble, pasó de no querer saber nada de ella a adorarla en pocos días.
Se adapta con facilidad a los cambios, de hecho le cuestan menos a él que a mí (se destetó definitivamente este mes, él con naturalidad, yo con culpa).
Es conmovedor ver como le pone "garra" a las situaciones difíciles. En estos días está pasando por una dermatitis de pañal que está haciendo estragos en su culito. Da pena verlo llorar con cada cambio frecuente de pañal, mas, ayer en uno de los tantos cambios, cansado de llorar que no sirve, se llevó sus dedos a la boca, los tamborileó en sus labios  al son de un murmullo para que se llevara su atención lejos de la faena de sus papás...no sé si lo consiguió, pero con ánimo y ceño lo intentó.