viernes, 26 de agosto de 2016

Relato de Jueves Literario: "Argumentos literarios y de otras clases"

La convocatoria de este jueves la lidera El Demiurgo de Hurlingham, quien nos invita a escribir sobre alguno de los argumentos que propone, que resultan muy atractivos. A su casa están todos invitados para disfrutar de relatos variados

Por mi parte elegí el argumento Nº  10) Alguien va a una Feria del libro. En algún momento, hace una pausa para tomar algo. Y se le llega una mujer que escribe poesías…



 ¡AGUA, POR FAVOR!


Walter dobla hacia abajo la boca de la bolsa y envuelve la pila de libros que compró. Los deja sobre un rincón de la mesa al tiempo que la camarera deja el café en el lugar sobrante. -¡Sírvase señor!, ¿azúcar o edulcorante?
Las dos mujeres de ademanes urgentes se cruzan en su pequeño espacio de madera, una le apoya dos sobres de azúcar y la otra le pega un caderazo que le hace perder a la taza un cuarto de contenido. -¡Perdón! -dice mientras se soba el costado con la libreta de notas en la mano, rie para descomprimir, luego se sienta confiada por la sonrisa amigable del hombre. -¡Busco sonidos, melodías que me susurren poemas!, sabes?...como un insecto zumbante no para de hablar, Walter solo la mira y cuando ella calla de una vez, el la sujeta con sus ojos de agua marina pálido. Con un zoom la acerca mas y mas hasta que cae redonda en agua liviana y clara. Pasado el susto inicial, Sofía se siente sumergir lentamente en una gota gorda que se alarga en un sonido grave de chupón ¡mmchc!, Tarda la implosión, y al fin se suelta en un revuelo mojado y se acelera un poco la caída. Toca el fondo y se desarma con pausa, primero la espalda, luego brazos y piernas se desploman, ya una hilera de compases a destiempo viajan hacia la superficie. Se le fuga el cuerpo en fina efervescencia de limón y piensa: "gloria auguras a mis glotones labios, Walter ojos de agua"



jueves, 11 de agosto de 2016

Relato de Jueves Literario: "Una historia del Antiguo Egipto"

Esta semana Ainoa lidera la convocatoria. Las historias que se cuentan tienen un paisaje, y es el del Antiguo Egipto. En su casa encontraremos los relatos de los jueveros participantes

long6.jpg


BENDITO NIÑO NACIDO EN ENERO


El niño que nació bajo el signo de Bastet se hizo dueño de la protección de la diosa felina, madre feroz. La partera abnegada que, preparada en magias le había convocado por anticipado, miró con sapiencia pausada los ojos abiertos del niño, brillantes partículas de jaspe plomizo y pareció satisfecha. Con ademán solemne lo rodeó de flores de loto que conservaban la frescura de la mañana prematuramente interrumpida, al tiempo que del Nilo venerado la luz violácea de una farola cerraba el crepúsculo avanzado.

La tibieza dorada del sol que la diosa dio por obsequio, se descubría en las ígneas señales que rápido germinarían en la cabeza lisa. Lamió la diosa con cara de gata de obsidiana y empapó sus mejillas redondas con leche dulce hasta dejarles mácula rosa, y fue pródiga en dones.

La fertilidad se le coló por los poros y fue fértil su mente, creciente su curiosidad y temprana sus ganas de surcar cielos, remontar aguas, tirar de las nubes, batir el viento, romper la noche, alcanzar estrellas.



jueves, 4 de agosto de 2016

Relato de Jueves Literario: "Un día en ...la cordillera neuquìna"

En esta oportunidad Charo nos convoca a compartir en las letras un día vivido en algún viaje. A su casa vamos a vivir los días viajeros en la vida de los amigos 





AGUAS  TURBULENTAS

Previo a navidad, en un día caluroso de verano propio de la Patagonia se extiende largo y serpenteante bajo el cielo limpio el río Aluminè. El sol pega en el cuerpo pero de quemar, nada.
Después de unas breves instrucciones técnicas un grupo de personas vestidas de focas nos disponemos a ocupar los lugares asignados en dos balsas. Los minutos siguientes nos encuentran deslizándonos en pequeñas cascaras de nuez entre altos paredones de rocas brillantes y frondosos cipreses cuyo reflejo le lleva sus verdes al agua calma. Luego, entramos al cañadòn y los primeros rápidos del río se sacuden las balsas de sus espaldas. Remamos frenéticos y hermanados bajo la dirección del guía sorteando rápidas corrientes, levantamientos y ladeos peligrosos. En un par de ocasiones poco falta para que voltee la balsa. Una fuerte embestida espumosa, impúdica levanta su parte trasera y me suspende en el extremo de arriba de la vertical trazada en el aire. Desde allí veo con espanto que abajo otros ojos, compañeros eventuales de navegación, conducen a la cabeza dueña apenas fuera del agua fría que roza y me miran brevemente con igual espanto. 
Un chorro de adrenalina me recorre espesa y se hace tapón latente en mis orejas. Tengo los brazos desnudos y los pies descalzos sumergidos en el agua helada que se junta en el piso de goma y aun así un ardor próximo a la fascinación sella el calor en mi interior. Finalmente no hay chapuzón ni rescate, no hoy, no esta vez.
El final se escribe con brasas en un suelo de tierra apisonada. El asado luce estirado, costillar y carnes sobre una parrilla larga y petisa. La conversación es animada, el vino algo recio, servido en tazas de desayuno sabe a aventura, cansancio lindo y camaradería

jueves, 28 de julio de 2016

Relato de Jueves Literario: Imagen disparadora


Este jueves me uno ansiosa con queridos amigos. La cita es en casa de María José Moreno, alli encontraran estimados visitantes lectura de la buena y variada.






NIDO DE HUMANOS


La vida no les había sido sencilla últimamente. La eternidad reciente se había oscurecido pronto, enmohecido pronto, intolerable pronto. Mucho para demasiados apenas: apenas masticar bocado, apenas escapar de las garras blanco-mugre, apenas malvivir.

Era cuestión de horas o minutos para que el viraje de las extremidades cortas se desacelerare una fracción para que alguna o varias terminasen  proyectadas con destino a imprimir muescas en la pintura descascarada cada vez que escobas sin oficio las envolvieran, carne y polvo.

Algunas mañanas la locura redonda asomaba tras la mira de una lente. Un vacío frío, negro y espantosamente atrayente se ceñía en el hueco de la escopeta. Recorría habitaciones en busca de las inocentes, frenética recortaba en paredes y pisos figurados bollos de macabros scones.

No por animales toleraban mas la demencia humana, el hedor, las risas delirantes o los aullidos de gato viejo

Una noche como casi todas, un haz de plata se abrió en la oscuridad. Hacia el aire nuevo se arrojaron decenas de ratas que abandonaron la casa

jueves, 29 de enero de 2015

Relato de Jueves Literario: "El caso N"

Después de largo tiempo vengo con este aporte, no pude resistirme a la invitación de Gustavo, en cuya casa encontrarán mas enfoques sobre el tema




Puerto Madero, domingo 18 de enero, 13:10 hs






LO QUE LA LLUVIA SE LLEVO

Pinta ser un día bochornoso de verano de esos no tan memorables como para recordar.
Hay poca gente. El barrio de edificios altivos se está lavando el maquillaje temporario. Lenta la marcha de los camiones retiran con cuidado las bajas murallas de hormigón que le plantaron al asfalto (recientemente hubo un evento automovilístico de Fórmula E)

Una familia desembarca en tierra fértil, ponen los pies en verde y los ojos en la próxima sombra para escapar de la resolana clara. 
El río trasero les arroja su aliento cálido, el cielo gris amenaza romperse.
Por fin: pentagramas de resaltado amarillo le rasgan la panza hinchada y el cielo se descarga en sonoro estruendo

Arriba, una calma chicha que campea incómoda por corredores solitarios se saltea las noticias plegadas y ante una puerta se detiene. Se descarga un arma apretada a la sien y es la que soporta el peso su espalda sin guarda...

Llega la lluvia y allá abajo el niño corre, la mujer corre, el hombre detrás de la cámara fotográfica interrumpe el recreo (eventualmente también correrá)

Se van entre sollozos el mediodía quieto, el entusiasmo vigoroso, la vida

En la superficie se alivia la tierra, en lo profundo: se tensa el futuro

A la familia que apenas esquiva las gruesas gotas un ramillete de florecidas nomeolvides les saluda al paso.

jueves, 17 de julio de 2014

Relato de Jueves Literario: "Túneles"

La convocatoria de hoy la dirige Charo, quien nos propone decir algo sobre túneles, oscuros, luminosos, de la vida, de muerte. En su casa encontraremos mas relatos






¡VAMOS A JUGAR!

Al principio no se atreve; apostado en uno de los extremos, asomo mi cabeza por el otro para que me vea y se anime, ¡vamos!, con una sonrisa lo insto para  que venga a mi atravesando el túnel de tres tramos.
Estoy incómodamente acuclillada pero persisto en mi llamado. Ya a punto de desistir, me paro al tiempo que él se gira devolviéndome todas mis cortesías con una sonrisa amplia  y corre en dirección contraria. No insisto
La osadía de otros niños finalmente lo convence; a gatas lo atraviesa enteramente. Sus rodillas se deslizan sobre piedritas de arena, se resbala y ladea de un lado a otro, igual la experiencia le agrada.
No es oscuro el túnel, ni mucho menos tenebroso. El plástico amarillo refracta la luz del sol otoñal haciendo que el interior se aprecie cálido y amable.
Manuel se da cuenta de que se trata de un juego de tránsito, pero de momento decide quedarse adentro entorpeciendo el paso de los demás, divertido, me responde con risas mientras lo insto para que salga.



jueves, 19 de junio de 2014

Relato de Jueves Literario: "Mistica, hechizos, gualichos, sacrificios u ofrendas"

La convocatoria de este jueves la lidera Cass, quien nos pide escribamos algo sobre hechizos, gualichos o mística, en su casa encontraremos un festival de relatos para compartir




LA ENGUALICHADA

El viento se hizo fuerte y ahora sopla ruidoso con los sollozos de un crespín. Rodea embravecido las paredes del valle, se traba en danza con la Arocena que avanza hasta la cima donde los venados; le frena el paso, giro y contra giro, la una resiste la fuerza del abrazo al tiempo que el otro la envuelve con negros mechones
No desea ser vista; asciende lo suficiente hacia los señoríos del halcón peregrino. Abajo: cercano a las aguas del Chorrillo el benteveo declara su preferencia; lejos, un grupo de cotorritas que pincelan de verde las laderas amarillas juegan entre mazorcas de altos penachos
El aire frio que anuncia el fin de los días tibios le toca la piel, se le adentra, gualicho toma posesión de sus huesos. No comprende los designios de la naturaleza que antes comprendía por herencia de su raza. Espíritu de todo lo malo, siente que su voluntad y su cuerpo no son ahora solo suyos. Pero confía en Koslay su padre cacique de caciques y en Viracocha que expresa.
Lleva aun en la frente el pegote oleoso con el que recibe un nuevo dios, un nuevo nombre y un esposo que llegó de las araucanías y promete en nombre de su dios y su rey respetarla.
Se midieron los espíritus en flaquezas y sellaron con sal de lágrimas y cenizas de jume el destino de los suyos. La paz que en otra lengua será buena, Arocena ahora Juana, en su cuerpo y en su lengua no lo siente, debe partir, mas en su alma pide al gran Inca que su mano cuide de las tierras morenas y su aliento temple la dulce mazamorra madura




PD: Juana Koslay era hija de un cacique Michilingue, vecinos de Sanavirones y Huiliches, vivian en territorio que hoy es la pcia. de San Luis. Para garantizar la paz Juana (asi bautizada) se casó con un capitan  Gomez Isleño y se les dio para que habitaran tierras sobre el valle del Conlara. Fue la primera pareja mixta propietarios de tierras de la que haya registro en la que es mi provincia, aunque le siguieron otras, ello cientos de años antes de que la república fuera república