domingo, 22 de octubre de 2017

Convocatoria para el jueves 26 de octubre




Les propongo queridos amigos que tengamos una cita a ciegas con un libro.
La historia cuenta que esta idea nació en una biblioteca pública de la ciudad de Los Ángeles con el nombre de Blind date whith a book.
Con el fin de promover entre sus usuarios la lectura de libros menos solicitados u olvidados, ya sea porque no tenían una portada atractiva, o eran de autores desconocidos o pasados de moda, el encargado de llevar la idea a cabo envolvía los libros con papel de embalaje con una etiqueta o una nota apenas con unos datos, como el genero, los personajes, algunas frases o alusiones interesantes que podían orientar la elección. El deseo era generar intriga y atracción por el libro objeto
De esa manera los lectores se llevaban a un desconocido para un encuentro a ciegas en las páginas.

La consigna es: Propongamos a los amigos jueveros una cita con un viejo conocido de cada uno.  Tomemos algún título de estos que alguna vez hayamos leído, que recordemos con cariño o con espanto, de los que volveríamos a leer cien veces o aquellos con los que no desearíamos cruzarnos otra vez, el que permanece en los recuerdos en la voz de mamá, los que guardamos con celo, o los que regalamos cada vez que podemos, y que por alguna razón no están sobre el tapete de la moda, ni lucen en los escaparates de las librerías. Y sin develar el título lo presentemos diciendo algunas características. De sus personajes, del lugar, que impresión nos causo, porque los recordamos especialmente, que emociones nos produjo.
(El que entienda que conoce la identidad del desconocido y quiera ponerlo en descubierto, que lo haga, al cierre lo sabrá)
El domingo 29, al cierre de la convocatoria serán develadas las identidades de los desconocidos propuestos para la cita 

¡Vamos juevero!: "ATRÉVETE CON UN DESCONOCIDO"
¡Te deseo una buena cita en jueves!

Cita de rigor: las normas de Tésalo, ya saben, siguen vigentes



jueves, 5 de octubre de 2017

Relato de Jueves Literario: "La imagen y su protagonista"

Este jueves nos juntamos en casa de San, quien nos propone encontrar alguna breve historia en esta fotografía. A su casa vamos por mas historias en la imagen


A LA SOMBRA DE UNOS GLOBOS

La resolana atraviesa  el gris vaporoso y  rebota en las piedras secas cegando a los transeúntes. 
El hombre empina apenas el brazo para apurar un sorbo de agua en su boca sin detener su andar apurado; despega la mirada del frente, su equilibrio sufre un poco y suelta un par de pasos de memoria; sella con un beso el pico de la botella y se recobra a tiempo, para evitar por reflejo, pisar la sombra que arroja la copa de globos.
La mujer sentada bajo la sombra frondosa desadormece, uno a uno, los lados de sus nalgas que  le hormiguean y extrañan aposentos mullidos y verdes; abandona su mirada al hombre que pasa bebiendo su agua y se aleja para posarse en el horizonte brillante que marea….¡ni un niño cerca!


jueves, 7 de septiembre de 2017

Relato de Jueves Literario: "Héroes, Heroínas y similares"

Este jueves Ibso lidera este nuevo encuentro y esta semana nos propones escribir sobre héroes o heroínas y sus acciones, sus ejemplos. En su casa nos encontraremos con los relatos que el tema invita.


UN HÉROE DE PASOS ÁGILES Y NOMBRE LENTO


En el pueblo todos sabíamos apañarnos con las manos, algunos con más o menos habilidad sabíamos que hacer con las frutas de los árboles, con los animales; sabíamos como plantarle raíces a la tierra para después, a su tiempo, retirarles el beneficio. Nuestras narices sabían encontrar el olor a agua en el aire y guarecernos a tiempo de la tormenta. Nuestros huesos, lo mismo que los de las bestias, eran capaces de percibir los movimientos telúricos que anticipan los temblores, con que los suelos se sacuden el excedente de veranos en extremo calurosos. Todos sabíamos vivir con estos y más saberes, pero ninguno sabía vivir de ellos. Pero uno destacó de entre nosotros; nos organizó, nos animó a vencer nuestras barreras naturales y convencionales. Nos dijo como presentar nuestros productos, como darles valor y ofrecerlos; cómo combinar colores nuevos con colores de la tradición, las reglas del diseño con las mandas de la naturaleza. Nos representó y habló con otros con su lengua como si fuera la nuestra, y cuando la gente de las ciudades vino y vieron la vida y el arte en las cosas, las quisieron, y dejaron su aprecio y su dinero  a cambio. Y nosotros ganamos altura, engordamos de orgullo, y tuvimos nuestras mesas servidas de identidad y zapatillas en los pies de los niños; Y tuvimos nuestra tierra, el sol y el futuro en el horizonte.
Puede que a los ojos de los demás no sea mucho, que a la distancia nuestro héroe desluzca. Nuestro héroe lleva un nombre que por aquí se dice con la pausa de la importancia; no es como el de las películas, pero para nosotros, es. 


jueves, 24 de agosto de 2017

Relato de Jueves Literario: "En el nombre de Dios"

La convocatoria de hoy la lleva Maribel , quien nos propone escribir en nombre de Dios, personal o de todos. En su casa invitan a leerse los relatos


Resultado de imagen para imagenes mujeres ascetas

DIOS, UN NOMBRE

Ató el nombre de Dios en lo alto del estandarte y aferrada a él atravesó el umbral de la intemperie; cruzó su bandera sobre el pecho y así: caminó entre hostiles.
En nombre de Dios se le vació el alma de dudas y en cambio se le llenó la boca de certezas. Lo tuvo todo, y no tuvo nada.
En nombre de Dios dijo amar a todos y amó a ninguno. No deseó el mundo, no dejó sangre en la tierra; no tuvo mas abrigo que su fe, ni mas destino que el divino


jueves, 25 de mayo de 2017

Relato de Jueves Literario: "Los colores del silencio"


La convocatoria de esta semana la lidera Ma. José quién nos propone escribir obre los colores que tienen nuestros silencios, las palabras que callamos, los secretos guardados. En su casa vamos por mas relatos





UN RECUERDO A COLORES

Hay llamados que callo hace mucho tiempo. ¡Mamá!, -digo a veces en voz alta al aire de mi cocina, Es tenue al principio, pudoroso, incapaz de romper el sello de mis labios, pero refuerzo mi voluntad y repito el llamado en voz adulta solo para desentumecer el vocablo que suelta mi lengua. Lo reciben los relieves de los vidrios templados. 
El sol que duerme la siesta en la terraza me presta su luz para iluminar los colores de mi recuerdo, flores pequeñas en el fondo blanco de una batista suave, cubierta por un matelasse grueso de rombos rosa chicle, el malva profundo de un vestido con lazo, los bordados en amarillo dorado del mantel de fiestas. Y se queda mi voz a vivir en los dibujos de la ventana radiante, y en su reverberancia


jueves, 4 de mayo de 2017

Relato de Jueves Literario: "El escenario es suyo"

La convocatoria de este jueves la lidera Roxana, quien nos invita a elegir uno de los escenarios propuestos, el que mas convoque a nuestras letras. En su casa nos deleitamos con mas escenarios.




SÁBADO DE OTOÑO EN CASA

El otoño deja entrar al viento, el viento barre las hojas del camino que me lleva donde los libros llaman...allí, la luz del sol se arroja a la biblioteca y pincela los colores con claridad de espejo. Van raudos los reflejos a anidar en los rincones oscuros.
Mis zapatos rojos, alados, me elevan hacia el encuentro en la cima de mis mañanas. Se abren las cortezas crujientes de los libros que exhalan sueños de bosques profundos. Se desmigajan los versos que caen sobre mi blusa y mi sábado de estreno.
Un abrazo de oleo tibio distiende los músculos en el cuero de los lomos viejos y devuelven el alivio con besos de mazapán, las vocales de bocas abiertas. En tanto, en la mesa de la cocina, los secretos sellados se abren, impúdicos, a la cosquilla vaporosa que humea una taza de té dulce recién servida, que por mi espera.


jueves, 20 de abril de 2017

Relato de Jueves Literario: "Un relato con fecha"

La convocatoria de esta semana la lidera Juan Carlos,  quien nos propone contar una historia donde la fecha sea importante o el calendario tenga un rol dentro del relato. A su casa vamos a deleitarnos con mas historias de almanaque



ADIÓS AL AMOR

Al final de un día tentó su suerte, desafió a las estrellas, les dio un par de giros en el cubilete y las arrojó a la oscuridad intentando un nuevo orden en el cielo.
Se cansó de su miedo que no era tonto y en cambio lo prefirió temerario. Desde entonces deja una puerta abierta. Le tiende una trampa al destino, no le cree al amor.
"No será hoy, probablemente no mañana"...
A la hora de la cena tres comensales, dos humanos, se sientan a la mesa, En tanto saborean los jugos vivos que como los sentimientos permanecen sellados dentro de las paredes de la carne asada en casa, la confianza tras los barrotes, gana peso.
Hoy, 20 de abril, un día cualquiera: la suerte es esquiva. Fría, por la puerta abierta, taja el aire que huele a reproche y sopa de arvejas. La carne mechada, cubierta de mordiscos reposa sobre un mantel amarillo. A la mesa, dos comensales próximos a irse, se sientan; el amor se marchó antes.




jueves, 9 de marzo de 2017

Relato de Jueves Literario: "Bon apéttit"

La convocatoria de esta semana la lleva Nieves, quien nos propone relatar con palabras suculentas, apetitosas. Que tengan buen apetito nos desea, En su casa, mas relatos.



EL CALOR DE UNA COCINA

Los minutos descorren el velo de harinas volátiles y alivian los poros de los azulejos. Al calor crece, respira, bulle el fermento. El agua tibia funde el sabor de cristales salobres que inundan con un ademán el pequeño desierto de polvos quietos. Se mezclan, se hacen una masa untuosa, se aquerencian a los dedos. En un costado el queso suda fuera de la heladera, en el otro: los tomates contagian su bochorno y un mar de cebollas destila ácido en aguas templadas. 
Se condesan gordas nubes acres en las pupilas celestiales y desborda la lluvia los lagrimales rotos. Aprovechan el salvoconducto los pensamientos tristes. Se nubla la vista pero no la necesita para hacer lo que hace, a ciegas descarga en la masa la fuerza de sus manos abiertas. Se seca la cara con los brazos libres y se enjuga la nariz húmeda dejando un rastro brillante de vellos aplastados. La estira, se retrae, la empuja, la pellizca, la encierra en los puños una y la otra se escapa, elástica por las grietas abiertas entre las falanges. 
Finalmente, ceden las partes y se juntan  en una argamasa lisa que exhala. El calor del horno trocará las promesas en deliciosas verdades que se dicen con lenguas jugosas.


jueves, 2 de marzo de 2017

Relato de Jueves Literario: "La ventana indiscreta"

Este jueves Alfredo lidera la convocatoria. Nos sugiere escribamos historias que se esconden tras muchas ventanas indiscretas. A su casa vamos a zambullirnos en relatos



MIENTRAS ME VISTO

¡Cuan satisfecha me siento en esa rutina diaria en la que solo yo quepo!
Antes de que los pasos de mi hijo pongan los míos tras los suyos, en la cocina nace el nuevo día. -¡Bájate de la silla!, ¡no abras la heladera descalzo!, antes de que estas palabras conminadas marquen la largada del recién llegado que correrá zigzagueando entre jardín de infantes, trabajo, comidas, compras, antes aún de que la radio anuncie que será una mañana calurosa y la tarde seguirá sin variaciones, en la singular, en la descastada hora previa a las horas hermanas yo me desperezo. Salto de la cama. Empujo con dos postigos hacia afuera la masa de luz de un sol púber e impaciente de comienzo de verano, venzo su resistencia y dejo que se cuele para abrirme un paréntesis en las sombras. En el espacio claro delimitado por un espejo de pie a un costado, en otro un viejo armario y enmarcado en la ventana, los postigos de enfrente eternamente cerrados, estoy a gusto.
En la hora solitaria me visto despacio, me reconcilio con mi reflejo. Como cada día elijo un sostén con aros que me dibuja las jorobas de un corazón en el escote, luego, mientras busco otra prenda, como cada día me lo quito y en su reemplazo me pongo uno sin aros de micro-fibra gruesa y adherente que me cubre casi toda la espalda y termina unos centímetros arriba del ombligo. Los tengo todos en color piel, quiebro un poco la cintura, me miro, me cubre los rollos, los pellizcos flojos, me da firmeza, me giro, me hace ver estilizada, me siento delgada, la imagen devuelta borra los rencores de la noche.
Al final del día mi hijo se sorprende, -¡mira, luz mamá!, dice señalando los postigos de enfrente que han cambiado de color, de un verde gastado a uno blanco brillante que en verdad resplandece dando señales de vida a ojos vecinos extrañados.
Una nota mínima tirada bajo la puerta da discreta cuenta de que se respira tras los postigos blanco brillante, "Mi estimada, no abandone el sostén que es como su carne"