jueves, 20 de febrero de 2014

Relato de Jueves Literario: "Vida insípida"

Hola! Retomo mi actividad juevera con este relato que nos propone Maribel, sobre la vida insípida de algún personaje. Espero de todo corazón reencontrarme con los amigos en este espacio tan querido y entrañable. ¡Nos leemos!




¡NO MAS JUEVES DE MARGARITAS!

"El tiempo no cura. El tiempo mata",-dice  imprimiéndole a sus palabras la autoridad de verdad  indiscutida  mientras, revoleo apenas de ojos mediante manda a volar la burda gravedad  de su  reciclado parafraseo.
-Ni siquiera me gustas- le contesta pretendiendo parecer relajada. Avanza dos pasos sin volverse; él se le pega a su espalda, Marina se detiene, el aire que arroja por la fosas nasales le hace cosquillas en el borde de la oreja.
Insiste: "nadie te espera, tu novio te dejó hace mucho",- y en ello subraya la palabra mucho, ¡mchhk!, un chasquido de pesar  suena en el aire, ( el pesar le pesa a él), "con el nadie te espera era suficiente" piensa,"¡ como si fuera posible que olvidara lo otro!"; queda expectante de los movimientos de Marina...¡nada!," ¡la mujer es una roca!"
"No te mereces estar sola", ensaya en su mente y lo abandona; "es trillado y falaz, no es cuestión de méritos, si así fuera los virtuosos serían ricos", se dice. No desea insultar la inteligencia de  Marina,... no tan groseramente al menos; se pregunta si no fue demasiado lejos,  "el enojo puede ser productivo, pero del espanto nada bueno sale".
Re intenta: "hoy es jueves, ¿qué hay: margaritas en casa con las chicas?, ...tus amigas te quieren pero bien sabes que no soportan tus conversaciones de soltera"- trata de sonar conciliador; ¡shh!..."temerario" resuena en su frente palpitante. El esfuerzo por andarse con cuidado con las palabras hizo que se le hinchara la vena del pensador; se lleva la mano a lo alto de la cabeza y se rastrilla el jopo con los dedos. "Hablar mal de un ex es tolerable,  pero las amigas son intocables...", la media sonrisa de lado se le desmarca un poco.
Marina respira profunda y quedamente, hace malabarismos con la respiración en su pecho, aprieta el abdomen  para que ningún temblor la delate. Se muerde el labio inferior, quiere marchar para salvar su orgullo herido, plantarlo, borrarle  esa sonrisa idiota que no ve pero intuye, y sin embargo, permanece inmóvil, escuchando un poco más, dejándose convencer...solo un poco más..., puede irse cuando desee.
"Se equivoca. No es la conversación insípida la que aburre a mis amigas; es la soltería siempre anunciada la que les desanima, les amenaza".
Marina se gira bruscamente llamada por una mano que le aprieta con firmeza el hombro, "¡no será otro jueves sin tema nuevo que contar!", con ojos cerrados se enfrenta al engreído de escasa elocuencia y  adhiere sus labios a los otros, así, sin cálculo ni medición previa, y una atracción de bocas imantadas se cierra perfecta.

13 comentarios:

casss dijo...

primero que nada

BIEN REGRESADA AMIGA CECI!!!!!

Ahora, a leer tu relato...

casss dijo...

Raviosamente bueno. Se extrañaba tu toque personal.
Hizo bien, hoy tendrá tema, y quizá hasta dure para otros jueves más.

besos a los tres en especial a Manu

casss dijo...

rabiosamente.... con B larga

G a b y* dijo...

Buen retorno!!! :)
Bueno, después de tanto cuidado en escoger las palabras acertadas para echarle en cara toda su insipidez, Marina terminó por romper ese estado pétreo que le sobrecargaba la vida y la hacía ver cómo era vista. Es decir: le tapó la boca!
Seguro que esas personas que parecen carecer de sal, vienen cuajando un picante que a más de uno terminará por sorprender. Genial regreso, lindo es volver a leerte!
Besos!
Gaby*

Mai dijo...

Bentornata carissima! Que lindo que vuelvas a escribir Ceci!
Besote! Como està el pimpollo?

Carmen Andújar dijo...

Me alegro que vuelvas por aquí.
Un buen relato.
Lo imprevisto siempre es lo más emocionante y eso es lo que le pasó a tu protagonista, venga pensar para tenerlo todo bien atado y al final, lo imprevisto fue lo mejor.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Ah, cuanto echaba de menos leerte ... Me ha gustado como recreas esos pensamientos de los protagonistas. Y un matiz, el tipo no me parece un engreído (será solidaridad masculina, tal vez).
Un abrazo, espero seguirte leyendo con frecuencia.

Pepe dijo...

Una hemorragia de satisfacción leerte de nuevo, amiga. Trabajo le costó al galán vencer la resistencia numantina de la dama, trabajo le costó igualmente a la dama convencerse de que no estaba tan mal terminar con su insípida vida, darse la vuelta y, con un beso, comenzar una nueva y tal vez. muy prometedora vida.
Un abrazo.

Maribel Lirio dijo...

Me encanta eso de borrarle la sonrisa idiota...

Alfredo dijo...

Me detengo en esos minutos de lucha interior, en los que se juega la vida. Texto de alto nivel que envuelve y te mancha sin querer tomar partido, pero que queda ahí, dentro, imaginando.
Besos, mamá.

Matices dijo...

Que bueno tenerte de nuevo en los jueves, se te echaba de menos un montón...
Nadie ajeno puede poner etiqueta a la vida de otro porque corre el riesgo de equivocarse. Los pensamientos contrarios y engarzados, los sentimientos contenidos y los dichos y el final... el que tenía que ser, el que se siente y bulle dentro.
Besos!!!

rosa_desastre dijo...

Que molesto es eso de que te susurren al oído las instrucciones para recomponer una vida insípida.
Buen relato, excelente tu vuelta a las letras.
Besos

San dijo...

Buen regreso Ceci, se añoraban tus historias y tus textos tan bien trabajados.
Hubo un tiempo donde la solteria arrastraba una vida insulsa, menos mal que eso ya es pasado. Tu protagonista puso su punto final.
Un abrazo.