jueves, 2 de febrero de 2012

Relato de Jueves Literario: "Persona que es curiosa, tiene refrán para cada cosa"

La convocatoria de esta semana la lidera Verónica Marsá del blog: http://hel-leniko.blogspot.com/. La consigna es incluir al menos dos refranes en un texto, ¡misión cumplida!. Hay más refraneros en lo de Vero.


LA DOCTORA QUIERE TANGOS -REMIX

-¡No son horas estas para que una dama salga de su casa!, ¡Mjjmm!, ¿dama?, ¡faltaba más! así le digo entre nos para no afectar la sensibilidad suya Marguita...que: a buen entendedor, pocas palabras.
-No sé de quién me habla Rufina.
-¡No se haga la desentendida Marga que lleva largo rato con la facha asomada tomando el fresco!
¡Cuanta altanería!, pensar que la doctorcita de día parece mujer de casa guardar. Si hasta cuando mira por arriba del hombro parece que dijera: ¡A mi nadie me pisa el poncho!...y sin embargo de noche…de noche: ¡la decencia le queda bien tapada bajo gruesas capas de rimel!
¡Véala Marga!, con ese aire de mosquita muerta parada en la esquina esperando un coche que la lleve a la milonga.

En la esquina la mujer impaciente da giros y contragiros cuidando de apoyar solo las puntas de sus pies calzados en fina cabritilla negra, pues teme trastabillar a causa del poco sustento que le brinda la redondez del empedrado.”

-Así como la ve Marguita, a la doctora se le da bien el firulete...¡aja!. Dicen que la han visto en antro de mala muerte y peor beber, gustosa de bailar enlazada dibujando cortes y quebradas con esos tobillos finos, ¡que de suerte le responden con gracia!, porque de solo verlos: se conoce que tienen vocación declarada para el esguince.
-¡Mmm!....a mi no me parece mala Rufina.
-¡No mala, pero no haga que le recuerde Marga que el infierno está lleno de buenas intenciones!, ¡Uff!...¿qué me dice Marguita?, ¿haríamos un buen servicio advirtiéndole a la doctorcita sobre las habladurías de la gente?
-Mejor no Rufina, ¡cada cual a lo suyo!

Las fotos corresponden a la película: "La doctora quiere tangos" cine argentino, 1949.

23 comentarios:

Manuel dijo...

Me encantan esas expresiones tan tuyas y esas pequeñas variaciones de los refranes adaptadas a vuestra zona.
Y sí, a veces no sabe uno si es mejor o no advertir de ciertas cosas, ¿verdad?
un beso

Pepe dijo...

¡Vaya con el vecindario de la doctorcita!. Aquí diríamos que le estaban cortando un traje a medida. Envidia cochina, seguramente por no tener esos tobillos aptos para bailar el tango. Como siempre y es algo que se agradece, tu relato está salpicado de ricas expresiones con hondo sabor local.
Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Cotorreo de comadres, mala como la de compadres. Como dice Pepe, la envidia que corroe.

Me alegras la mañana con tus letras llenas de chispas de tu tierra.
A la doctorcita !que le quiten lo bailao! Besitos.

Encarni dijo...

Genial estos refranes con sabor a cine, a película argentina, a cotilleo y vida de la protagonista.

Las personas también deben dedicar su vida a vivir, como le apetazca.

Un besi.

maria jose moreno dijo...

A mi nadie me pisa el poncho... no conocía esa expresión pero me parece genial. La incorporo a mi acerbo refranero. Me ha encantado este dialogo irónico sarcásticos mujeril...jajaja
Besitos guapa

Any dijo...

Claro! hay una peli del año del jopo que se llama asi! me sonaba mucho, lo confirmé cuando llegué al final del texto.
En ese tiempo que una mina fuera a la milonga debió ser todo un tema, las chismosas del barrio estarían a full!
Si la envidia fuera tiña ... diría mi vieja.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Mira que nos gusta el morbo y los chafardeos; pobre doctorcita que manera de criticarla, seguro que le pitaban las orejas.
Divertida historia
Un abrazo

San dijo...

Ceci cotilleos y más cotilleos, así es la vida, lo que otros hacen lo miden y remiden, pero siempre lo ajeno jajaja, envidia si, de esos finos tobillos. Libre y adelantada esta mujer que gustaba de disfrutar.
Maravillosa siempre.
Un beso.

alfredo dijo...

Como siempre, una delicia leerte.
Un relato corto pero denso en intenciones. Brillante en la descripción, que me gusta por lo casero y costumbrista.

Perfecto el encaje de los refranes.

Besos

Ceci dijo...

Manuel: y si, a veces sobre todo en temas de pareja el que se mete no sale bien parado. Gracias por pasar
Pepe: tenes razón, aunque mas que buenos tobillos, por ahi se necesitan tobilleras para amortiguar tacazos y puntapies si es que el compañero no esta muy ducho ja!
Natali: a la doctorcita ¿quién le quita lo baildado? que chismorren no más! Gracias por tus lindas palabras
Encarni: a mi me gusta el cine viejo, y este clima de cotilleo era muy tipico del cine de una determinada época. Gracias por pasar
Ma. José: a mi tambien me gusta ese refrán, me parece que sugiere mas de lo que expresa. Gracias por tu visita.
Any: la trama de la película es de una abogada provinciana que llega a Bs. As. y se enreda con un atorrante...en fin, es una comedia de enredos, rosa que termina bien por supuesto, pero yo la conocí porque en el estudio donde solia trabajar tenia un cliente (un viejo, quien otro podría) con quien una vez intercambiamos parecer sobre una letra de tango y de ahí en mas me decia la doctora quiere tangos.
Cármen: que le vas a hacer! es asi para las mujeres que se atreven. Gracias por pasar
San:eso de medir con la vara propia: ¡que error!, gracias por tu visita y lindas palabras
Alfredo: si que esta cargado de intenciones!!, gracias por tus palabras
Besos a todos.

Gastón Avale dijo...

jajaja... que lindo jueves! me encantaron los refranes! yo no escribí ninguno pero no está mal, ya que volví, leerlos a uds. besos!

Juan Carlos dijo...

Bie Ceci. aquí, medio con gripe leo este relato tuyo. Bien relatadas esas envidias de barrio, tan frecuentes.
Besos.

CAS dijo...

Me encanta este remake: momentos del cine argentino que disfrutaba por televisión (antes solo se podían exhibir viejas peliculas....no soy tan vieja, cheeee....! jajaja porque como dice Any, "es del tiempo del jopo!!!"

Una pintura costumbrista que es un disfrute, Un dejo de patio y vereda, tienen tus relatos...

Precioso!
besos

CAS dijo...

jajaja. Mirta en un antro... cómo la pescaron?

ahora si: ciao!

gustavo dijo...

dice un dicho de mi peublo que cuando el huracán maragato pasó por aqué, de buena fe se puede cerrar ya el antro...
de mi diccionario de dichos digo:
a la vecina, mejor tírala a la piscina...
mujer de noche fulana, por el día casi casi que se pone colorada...
si atu vecina ves poner el culo a remojar paciente, corre tú que eres la siguiente...
si al prójimo o a la prójima criticas,recuerda que alguien de ti siempre platica...
medio beso, ceci...

Ceci dijo...

gastón: ya te pondrás al tanto.
Juan Carlos: se te lee pachucho, espero te alivies, gracias por pasar
Cas: la sinopsis de la pelicula es esta: Luisa Soler, una joven y adinerada abogada, viaja a la provincia de Buenos Aires junto a su tía Totona y ahí conoce a un humilde compositor de tangos, Martín Salazar. El encuentro entre ellos crea confusiones para la novia de éste y, tras varios momentos de tensión y fuertes discusiones, Martín le pide a Luisa que aclare la situación con su prometida. Pero cuando la abogada decide hacerlo algo cambia para los dos. Ambos se dan cuenta que se aman y que, más allá de las diferentes vidas que llevan, lucharán por estar juntos. La doctora quiere tangos es una exquisita comedia con protagonistas de lujo de nuestro cine nacional e interpretaciones musicales para no olvidar.
Gustavo: ya lei en los comentarios de los demas que venis dejando refranes, despachandote a troche y moche, ¿de donde sacas tantos?
Besos a todos y gracias por pasar

Sindel dijo...

No me gustaría vivir en ese vecindario rodeada de tantas chusmas. Igual "hagas lo que hagas, siempre hablaran mal de vos".
Me encantó el vocabulario que usaste en este relato Ceci, bien de época y nuestro.
Un abrazo.

Celia dijo...

Celi... no puede ser más precioso tu relato. Está escrito de forma magistral. Casi he bailado y todo.
En fin... que me ha encantado.
Un beso, ceci

Medea dijo...

¡¡Ceciiiiii!!, como siempre me encanto tu relato,sabor del sur y olor a tango.
Me pasa como a Maria José, me ha encantado el "a mí nadie me pisa el poncho" y me lo quedo por si alguien me quiere zancadillear jajaja. De las malas lenguas hay que pasar de largo y con sentido olímpico, vamos...que hay que pasar olímpicamente porque siempre las habrá y siempre movidas por la envidia. A mí me gusta esa doctorcita que quiere bailar tango y a las cotillas que las den…Es muy grato leerte. Un beso guapa

Susurros de Tinta dijo...

Ya sabes que soy una completa enamorada de vuestra forma de hablar y de vuestras expresiones, asi que disfruto como una niña leyéndote, jajaja, lo del poncho me lo apunto, vamos que si!!!,la doble moral, el cotilleo veo que se da en los dos lados del charco, jejeje, parece internacional, yo soy mas de "vive y deja vivir"!!!! miles de besossssssssssssss

CHIPI dijo...

Huy que buenos recuerdos... las películas de los años cincuenta del cine de oro Argentino...

Lástima que por mas que pasen los años, las chismosas y envidiosas seguirán existiendo...
Según dice el refrán: "Si la envidia fuera tiña cuantas teñidas habría..."

Besotes enormes.

Wendy dijo...

Hola Ceci:
Visito tu blog y me encientro con un relato hermosamente ilustrado con fotogramas de cine argentino, y aunque la suscrita doctora, tal vez, de momento, no precisamente quiera tangos, desearía, alguna vez, pisar tierras argentinas para verlos bailar in situ.
Abrazos y café
Wendy

Carmen dijo...

Gracias por tu visita; Ceci.
La primera imagen me sugiere " la nada" al final de la escalera, que a su vez me sugiere esfuerzos y privaciones que no dan su fruto, tambien me sugiera que no somos capaces de ver con aplitud, podrían todas esas personas ni tuvieran unas miras más altas ahorarse todo ese esfuerzo de subir la escalera, pero no, todas hacen cola con la vista en el escalo´n primero sin siquiera mirar ni ver lo que va más alla.

Luego el relato me he parecido muy costumbrista, la riqueza de los refranes es muy expresiva, , muy emocional el contenido. Enhorabuena.

Un abrazo.