viernes, 5 de febrero de 2010

Cuando el sueño tiene cara

Con mi dedo inquieto posado sobre el mouse, hace días que estoy tragando información de todo tipo relacionada a la adopción internacional y vernácula.
Sin ánimo de parecer tratadista, surgen dos premisas que permanecen inalterables, y con trazo grueso podríamos sintetizarlas de la siguiente manera:
La internacional se desarrolla en plazos considerablemente más cortos.
A primera vista, los países de origen de los “adoptables” muestran una real voluntad de estado, en dar solución en tiempo oportuno al problema de la orfandad. Ello se aprecia entre otros, en el irrestricto acceso de los ciudadanos del mundo, la uniformidad de trámites, su celeridad, y la aceptación sobre criterios comunes de la documentación necesaria. La colaboración de los organismos internacionales y disposición de funcionarios que superan barreras idiomáticas, de distancia y logísticas.
Claro, los costos para la gente de estas latitudes son altos, y es una cuestión no menor a considerar.
Por su parte la adopción dentro del país, -y en esto no voy a manifestar nada que no sepamos ya-, necesita urgente que la voluntad del estado asistencialista diga presente.
Es sabido que los tiempos de la justicia son “lentos”, y lamentablemente en este terreno no se da la excepción. Si bien aplaudimos que prevalezca el “interés del menor”, los adoptantes permanecen inaceptablemente desamparados por demasiado tiempo, hasta que una sentencia que se tarda, pone la certeza en negro sobre blanco.
Resulta para más, que el tráfico ilegal de niños está haciendo de las suyas en determinadas zonas de nuestro país, y le ha asestado un golpe mortal al sistema de adopción regular.
Tenemos hoy un sistema legal incapaz de combatirlo en ley propia. No ha sabido adecuarse con pautas de aplicación eficaz, prontas y que resuelvan las situaciones de abandono, desnutrición etc, con la urgencia que ameritan.
Ni siquiera la última reforma de la ley ha sido eficaz al respecto de desalentar estas prácticas. Mas bien, -al decir de los expertos-, ha creado una verdadera trampa de tiempos y trámites para los menores, que en nada se compadecen con las necesidades de sus jóvenes vidas.
Como es natural, la institución es atentada desde adentro. La excesiva burocracia, la desidia, la falta de personal especializado, la falta de recursos, de idoneidad, los abusos de poder, la falta de criterio y de uniformidad de reglas, constituyen un pesado lastre del que no ha podido desprenderse para dar pelea mas liviana, y en situación pareja contra un mercado negro, -que por definición es acomodaticio-, y en contraste se mueve con rapidez, tomando todas la ventajas y espacios que el sistema legal no puede abarcar.
Con todo, no descreo de nuestro sistema, creo que es bueno en esencia, pero necesita de todos los ajustes y vueltas de tuerca, para que no se vuelva letra muerta.
Aclaro que no es mi intención polemizar, sé que atras de algunos Juzgados hay personas honrosas y realmente dedicadas.
También quiero manifestarles a aquellas familias que están en lista de espera, que cuentan con el mayor de mis respetos y admiración!
Ahora, una circunstancia que es notoria, y que tiene que ver con el título del post, es que a diferencia del sistema vernáculo, donde por razones de reserva, no se revelan identidades, ni se permite la exhibición de fotografías, en las distintas páginas foráneas de libre acceso para los navegantes de internet, se pueden ver claramente fotografías.
Aparecen los distintos orfanatos, sus instalaciones, niños de todas las edades que esperan ser adoptados, incluso videos que los muestran en primera plana, con leyendas alusivas que indican sus edades y hasta sus nombres.
Es en esos momentos de inocente vistazo, que para algunos se pondrá en marcha un mecanismo elementalmente humano. El de darle forma y nominación a los sueños!
Ni siquiera el poeta enamorado del amor podrá resistir mas tiempo cantando a la impersonal luna, si antes no lo golpea un nombre, -siquiera una sombra de la que se adivine un contorno-, y se haga dueño de sus versos.
Es que a pesar de tanto pensamiento abstracto, los humanos que materia somos, de abstracto tenemos poco.
Bastará ver un par de ojos, una manito haciendo un saludo al aire o una boca llena de muecas. Y llegada la hora de soñar, solo los más fuertes evitarán que el pensamiento adquiera formas, y se pose sobre ese par de ojos, o tome un nombre de letras determinadas.
Si bien sé que todavía tengo alternativas que explorar en materia médica, lo cierto es que se apoderó de mí una rara y clara conciencia como nunca tuve en mi vida. Que el universo tiene puertas. Y que incluso para alguien como yo, es posible que sobre un par de ojos hoy abriéndose, comience a cerrarse un círculo!

9 comentarios:

nani dijo...

sigo pensando que lindo que escribis...en este caso tambien es interesante y nos da a todos los que te leemos un claro resumen de la realidad social ( una vez mas)...bueno, que mas decir...a seguir caminando este camino ( valga la redundancia) y por que no ..soñar con esos ojos y esas manitos llamandonos, besotes

Soledad dijo...

Desde hace un tiempo tambien me ronda esa sensacion extraña, como de explorar tambien ese camino... no se.
Si queres podemos compartir info, estoy medio perdida... te dejo mi mail soledad_1712@hotmail.com

Besos.

Gaby dijo...

Yo estoy anotada en capital, no espero que me llamen este año ni el que viene y ni siquiera el otro, pero cuando me anote me senti mas cerca de mi hij@.
Te mando un beso enorme y que todo se de como esperas.

Karina00 dijo...

Cada vez que pienso que la posibilidad de ser madre depende cada vez más del dinero me hierve la sangre, y lo más loco es que uno a veces piensas que el dinero es para hacer un tratamiento, pero no, para adoptar también lo es. Por más que sea legal, tenés que contar con una suma de dinero para viajes, etc. grrrr!

Ya me salió la tana de adentro!!!!! :D

Es increible que hasta armar la carpeta en el ruaga tarde muchos meses, eso por lo menos debería ser rápido. grrr.

Te dejo un beso!

A! dijo...

Me dio mucha emoción leer este post... Es necesario en medio de la angustia enorme de la infertilidad, dejar entrar un poco de luz por la ventana y animarse a soñar. Yo creo que uno se hace tanto rollo con la adopción! Me parece que le damos una prioridad exagerada a que nuestros hijos porten nuestros genes! (A mí me pasó) Te lo digo como mamá adoptiva que soy hoy... Me lamento de haberle dado tantas vueltas al tema! Encima la complejidad del proceso de adoptar en Argentina, retrasa las decisiones y lo vuelve un monstruo más contra el que luchar.
Un abrazo Chechu, y que se te de, de la forma que sea... Serás una gran mamá, porque sos una gran mujer!
Ana.-

Ceci (también Chechu) dijo...

Nani, gracias y muy halagada por tus palabras.
Sole, gracias y ya me voy a poner en contacto con vos via mail.
Gaby Y Kari, gracias a mabas por pasar y por sus deseos.
Ana, coincido en que despues de todo la sangre no es tan importante. Y que no es bueno ahogarse en el drama propio. Que hay salidas, hay cosas mucho peores y que se puede desdramatizar! te agradezco infinitamente tus palabras.

beetle dijo...

Hola Ceci

Escribes muy bien y eso es indudable. Es un gusto cada vez que vengo!

Respecto a la adopcion, es como tantas otras cosas en la vida, que no lo entiendes hasta que estas "del otro lado del muro". A ver si me explico:

Cuando somos niños queremos ser mayores. Algun bienintencionado nos dice "pero disfruta, que el tiempo no regresa". No hacemos caso y seguimos soñando con el dia que crezcamos, solo para descubrir que, efectivamente, el tiempo de niñez despreocupada no vuelve. Cuando queremos tener niños nos da rabia (a mi me daba, muchisima!) si alguien nos dice "pero relajate que el bebe vendra solo". Y el bebe bendito efectivamente llega el dia que dejas de buscarlo hasta debajo de las piedras.

Nunca consideré la adopción como opción. Pensé que no querria a mi hijo igual si no era yo su mama biologica. Sin embargo, ahora entiendo que el amor infinito que sientes por ellos es una cosa que se va construyendo dia a dia, y que claro que es posible amar a un niño como un hijo aunque no seas su mama biologica.

Asi que si la opcion funciona para ustedes.... ¿Por que no?

Saludos, y gracias por estar pendiente de mi blog!

Bego dijo...

Hola Ceci, me ha gustado conocerte.
En cuanto a tu post, ser madre no va solo en la genética, ser madre es el día a día.
Te deseo mucha suerte.

Y gracias por pasar por mi blog.

Un saludo.

MAYTE dijo...

Ceci, madre no es la que engendra, madre es la que lo cría, la que esta con él día y noche dándole todo su cariño, durante el resto de su vida.
Tengo amigas que han adoptado y son las madres mas felices del mundo, porque al fin consiguieron su sueño, al fin tienen a quien dar todo el amor que llevan dentro.

Gracias por la visita.

Saludos.