jueves, 27 de octubre de 2016

Relato de Jueves Literario: "Atraviesa la puerta...y comienza la historia"

La convocatoria de este jueves la lidera PedroPablo en su blog: Al final de la Noche..., quien no pide que escribamos sobre una puerta que conduce hacia alguien, algo que contar. En su casa encontraremos mas puertas que atravesar.




EL AMOR LLAMA A LA PUERTA


Los sonidos de la calle la empujan hacia la boca del túnel que se la traga de un bocado. Una vez dentro el zumbido se hace grave y la luz, descortés. Camina por un pasillo azulejado guiada por pequeños chirridos que se suceden a lo largo de los interminables tubos fluorescentes del techo, y a medida que se interna sus pisadas van perdiendo levedad. Sus tacos comienzan a dibujar tímidos semicírculos en el piso al son de un “taquito militar” que un muchacho ejecuta en una guitarra enchufada a un amplificador, de pronto se siente confiada y se permite medio balanceo,  una oscilación de cadera...o dos. Entra a la formación y detrás de ella un corte de guillotina descabeza la milonga. Callan los sonidos tangueros que minutos antes le trajeron un sentimiento íntimo de pertenencia que ve reflejado en las sonrisas de otras personas, y secretamente todos agradecen.
El vagón está casi vacío pero aun así no quiere arriesgarse a sufrir las consecuencias de un paso apurado, de modo que se acomoda en uno de los asientos de material plástico mate disponible frente a la puerta de acceso, en la que se adivinan los restos de miles de notas decapitadas.  A través de sus ventanillas se suceden las estaciones iluminadas como puertos de civilización en medio del océano oscuro, suenan fuertes pitidos que dan largada a veloces carreras de los cables tendidos en las tripas del subterráneo, y hay reflejos que se cuelan entre flashes que disparan a las retinas. Semejante visión con los lentes de leer puestos le produce mareo, nada grave, se los quita, pero antes revisa el whatsapp: “Ya estoy aquí esperándote”.
La formación entra a la estación terminal, ella se para y a continuación la imagen del hombre quieto con una ramito de jazmines en la mano se le acerca hasta quedar tras la puerta de acero. La puerta se abre, ella la atraviesa y con paso holgado se dirige al encuentro de una historia que aún, no se escribe


12 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

siempre me ha inquietado mucho viajar en subte, será por lo inusual que para mí resulta: no hay por mi ciudad y sólo lo hago cuando viajo y no lo puedo evitar.
Has descrito maravillosamente la sucesión de sensaciones varias que el personaje siente a medida que se sumerge en esa especie de serpiente subterránea!
=)
Un fuerte abrazo

Yessy kan dijo...

Estoy de acuerdo con Neo, es una fantástica descripción de la travesía física y emocional de tu personaje que se le dio en el tren de la metrópoli. Al salir de esa puerta historias infinitas le esperan. Quedo genial tu relato.
Beso

Carmen Andújar dijo...

Una gran historia de ese viaje figurado a través deese tren que le lleva de camino a una nueva vida, u otras historias.
Un abrazo

Maria Liberona dijo...

Buena historia me ha gustado

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Una historia que no se cuenta pero que se insinúa.
Saludos.

pedro pablo garcia dijo...

Una historia que comienza en un "viaje subterráneo". Una historia por hacer, crecer y vivir. Gracias Ceci por tu participación . Un beso

Alma Baires dijo...

Me encantó tu historia!! …de todas las veces que he viajado en subte, no he visto algo tan bonito …pero quién sabe? …tal vez algún día …la historia no está aún escrita.

Un beso.

Campirela_ dijo...

Las historias de amor inesperadas son las mas apasionadas , en ese metro dentro de un vagón y esa puerta de acero se esconde quizás la mejor historia de amor ...Un abrazo fuerte .

rosa_desastre dijo...

Nos has preparado bien para que cada uno escriba la historia de esa pasajera que va a traspasar la puerta del tren subterráneo y quizás la de su vida.
Un beso

Leonor dijo...

Tu relato es la antepuerta de una historia que nos tendremos que imaginar. Yo ya la imagino llena de felicidad. Esos jazmines solo son el prólogo de muchos días de amor.

Un beso.

Encarni dijo...

Todo lo que se intuye, al final será escrito, pero primero habrá que tener la experiencia,no?Al final has dejado la puerta abierta, jejeje.

Un beso

Mag dijo...

El amor está en cualquier vía y se puede vestir de cualquier forma.
Bello tu aporte... y lleno de incógnita... pues ¿se encuentran? Porque estar están, pero ¿son?...
Para otro momento.

Un beso grande.