jueves, 15 de diciembre de 2016

Relato de Jueves Literario: "Elige y escribe"

La convocatoria del día de hoy la lidera Mónica quien nos propone cuatro temas a elegir para desarrollar un relato. Los invito a pasar por su casa donde seguro encontraran buena lectura





Mi tema: UNA SONRISA INQUIETANTE

Había practicado esa media sonrisa frente al espejo repetidas veces, ahora que su cara era atrapada bajo la luz del candil, se preguntaba si con ese simple gesto repetido en la mañana no habría enviado el mensaje equivocado al universo.
Su deseo, como el de todos ahí, había sido naturalmente hacerse con el primer premio y sonreír bien lindo para la foto del ganador, pero para el premio consolación no tenía más que un gesto ensayado, inservible, y que para mas no tenía contemplado donde ubicar dentro del cuadro postural al diploma honorífico con su nombre mal escrito. La improvisación le había puesto bajo mala luz una sonrisa que aparecía inquietante
Sentía el peso de la decepción, hacía gran esfuerzo por parecer aplomada y por eso no quiso aventurarse a despegar los labios ni un milímetro, no fuera que se le dibujara una mueca desgraciada, o peor, que la cámara captara para siempre el tenue temblor de la mandíbula.
Cosas que vienen con la edad, antes era más fácil, pensó, bastaba con que la luz le apuntase para que la frescura detrás de los poros se derramara por todo su rostro como un baldazo de agua rauda que a su paso abría pequeñas compuertas, tiraba y aflojaba líneas que se arqueaban redondas y armoniosas como un telón que se descorre para una función de sonrisas plenas y abiertas, blancas  paletas frontales que pisan distraídamente el labio inferior, frunces, pellizcos ruborosos, ojos achinados, brillo reflejado.

Devuelta de sus pensamientos, una ola de flema le atrapó la garganta y anuló su voz justo cuando debía agradecer al micrófono. Lo tomó y le echo encima un susurro que nadie oyó y lo acompañó de un movimiento de cabeza y un estrechón de manos que todos entendieron. Se trabaron en danza micrófono y diploma en un cruce de manos que hicieron peligrar la integridad de ambos…y de su blusa, cuyo broche se enredó brevemente, pero lo suficiente con el cable.
La fotografía de la ceremonia de premiación que fue publicada en el boletín anual capturó su sonrisa deshecha, un tajo abierto sobre un mentón tensado con gruesas rayas que se estiraba en toda su largo hacia el pecho, siendo avistado por ojos bien abiertos


9 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jaja qué bien descrita esa sonrisa maltrecha a causa del nerviosismo de no sentirse ya en condiciones de cumplir el rol para el que se venía preparando! muy buena carga de detalles y sensaciones construyendo un relato tan entretenido como divertido.
Un abrazo y me alegra tenerte entre los participantes.
P.d
espero tu foto para la tarjeta o te sumo con la del año pasado? esta vez es de medio cuerpo y cierro el 17

Yessy kan dijo...

Que terrible sensación la de tu protagonista. El nerviosismo induce al terror que afecta a hablar con calma, o hace pasar momentos de vergüenza. Muy bonito relato con pizca de humor de esa media sonrisa, y tanto que la practico para que los nervios la traicionaron.
Beso

Carmen Andújar dijo...

Es que la decepción es muy dificil de disimular.
Un abrazo

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Ah, me ha encantado el relato y los nervios del personaje, que pasa que nada sale bien estando así >.< es frustrante.

¡Un abrazo!

Charo dijo...

Ay qué pena! El relato está contado muy bien, con todo lujo de detalles, por eso mismo que da pena de la pobre mujer que tanto había ensayado la sonrisa para luego pasar a la posteridad hecha una birria. A veces pasa, que cuanto mejor quieres poner tu sonrisa peor queda ja,ja.
Un beso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Pobre mujer, tantos preparativos y todo se salió mal.
Saludos.

Campirela_ dijo...

Muy buen relato , hay que ver lo que nos hace los nervios , cuanto más nos esmeramos en algo peor sale , pero bueno no importa , ya nos saldrá una sonrisa perfecta,
Un fuerte abrazo y feliz semana muak

vivian dijo...

Querida Ceci. Visitarte asegura al lector calidad y detalles que a cualquiera se le perderían por ahí y en tus palabras elegidas con elegancia y habilidad hacen de una situación, una vivencia más que una lectura.
Será por eso que no me arriesgo a recibir premios? para no verme tan desdichada en la fotografía que estampa para siempre una mueca que solo se quiere olvidar?
Dicho esto, medio en serio, medio en broma, te dejo mi felicitación por ese buen saber escribir que siempre desprenden tus relatos.
besotes.

Juan Carlos Celorio dijo...

Qué bien Ceci, disfrutar de tu capacidad para escribir que tanto admiro. En este caso mostrando unos sentimientos reales que ocultan los ensayados.
Besos.