sábado, 11 de septiembre de 2010

La infertilidad y los amigos.

RAT y Yo somos una pareja infértil, pero además de nuestra vida de pareja, tenemos una vida social. Tenemos familiares y también varios amigos.
Comentando el blog de Pachu el otro día, me quedé pensando en como se lleva nuestra infertilidad con los tiempos de los amigos.
Vale decir, en como sobrellevamos nuestro tema de la infertilidad, mientras en los tiempos de los amigos los embarazos se producen, los nacimientos se suceden, uno detrás de otro, y se celebran bautismos y cumpleaños.
La verdad es que cuesta a veces, pero sin exagerar, creo que nos llevamos bastante bien.
Nuestros amigos son gente comprensiva y demuestran sincero interés por nuestro bienestar, y una empatía natural, aquellos que pasaron por lo mismo.
Por nuestra parte siempre fuimos muy abiertos, de manera que la mayoría tuvo oportunidad de acompañarnos desde el principio de nuestro derrotero.
Y como el tema éste de buscar descendencia para una pareja infértil, es una cuestión que lleva años, resulta que hasta el más distraído e indiferente, ha tenido tiempo suficiente para sumarse en el acompañamiento.
Lejos de molestarme, me halaga que aún tratándose de temas complicados, quieran saber de ellos.
A todos los amigos, familiares, colegas, compañeros de trabajo, también les pasó el tiempo.
Todos están más viejos. Algunos más calmados y más tolerantes, y la mayoría más sabios.
Somos gente de una generación que en los 90 pensábamos que nos íbamos a llevar por delante el mundo, que la bonanza económica nos acompañaría siempre, que las promesas universitarias se concretarían todas, y que la paridad 1 peso = 1 dólar permanecería inalterada.
A su debido tiempo, caímos en la cuenta de que la vida tiene por costumbre proponernos su propio plan, y que la mejor posibilidad de éxito que tenemos, es encontrar el espacio para acomodarnos dentro de la propuesta.
Tenemos una amiga querida, quién con su marido, siempre han estado cerca y pendientes de nuestros asuntos.
Como cualquier grupo de amigos que se juntan y hablan de sus planes y proyectos de vida, a ella hace unos años la escuchaba hablar de sus hijos futuros como si tuvieran una existencia asegurada.
Podían surgir en una conversación cualquiera, situaciones hipotéticas en la cuales “la nena y el nene”, andarían haciendo de las suyas.
Con candor admirable hacía cuentas acerca de los momentos oportunos, y tenía cuidadosamente delineados, aspectos importantes de la crianza de los hijos.
Me resulta admirable y me da un poco de celos, que haya personas que puedan sin la menor sombra de duda en sus corazones, visualizar el objeto de sus deseos.
Yo, me permito soñar. Pero no me sale –a menos que lo haga concienzudamente-, dar por sentada la existencia de quién no la tiene.
Sus manifestaciones del más puro convencimiento interior siempre encontraron por reciprocidad una oreja en mí, porque siempre tuve de ella su más esmerada atención al escucharme.
Ambos han estado siempre cerca de nosotros, poniendo su mejor esfuerzo para entender las cosas que se salen de sus cauces y que no obedecen a una estructura determinada. Nos han visto adaptarnos a las circunstancias, y mientras revuelven el café -al que le agregaron un azúcar integral de gránulos grandes que se apelmazan en bolitas pegajosas, pero comulga apropiadamente con nuestras exigencias de una dieta de productos integrales y orgánicos-, aceptan sin quejas aportar las pequeñas adaptaciones que nuestros nuevos hábitos les imponen.
Sus mentes nos siguen y tratan de concebir con nosotros lo que les resulta difícil de concebir, y lo hacen porque nos estiman.
Hoy nuestros amigos están casados y son padres, aunque últimamente la vida les reclamó un poco de independencia, desbaratándoles de momento el plan que tenían trazado para su vida familiar.
Días atrás, con ojos comprensivos, ésta amiga en sus palabras nos dijo que:...para alguien tan estructurada como ella, entendía ahora cuan duro puede ser esperar sin tener certezas...
Yo deseé que en el intercambio de miradas, fuera para ella algo de mi resignada superación, y viniera a mí de ella, algo de su obstinada confianza en el futuro.

11 comentarios:

Katy dijo...

"A su debido tiempo, caímos en la cuenta de que la vida tiene por costumbre proponernos su propio plan, y que la mejor posibilidad de éxito que tenemos, es encontrar el espacio para acomodarnos dentro de la propuesta".
Sabias palabras amiga la vida a cada cual le da lo suyo y lo que hace falta es adecuarse a ello. Toda moneda tiene dos caras y no podemos elegir constantemente la que creemos mejor.
Un beso Cesi y gracias por compartir trocitos de tu alma.

M.B. dijo...

Hola Ceci,
qué bueno que tengas amigos comprensivos, disfrutá de ellos, yo ya no puedo soportar estas reuniones en donde todos están con sus bebés y yo sólo miro... los extraño, pero realmente me hace mucho daño encontrarme con ellos. Y alguna vez tuve una obstinada confianza en el futuro, pero ya no me queda nada de aquello. Espero que pronto podamos festejar nuestros embarazos. Abrazo.

Any dijo...

Creo que la palabra clave es "acompañar", acompañar la ilusión, acompañar los bajones, acompañar los progresos ... . Después, cada uno tiene su vida, con hijos, con problemas, con penas, con alegrías. Quizás la sensación es como que uno se siente medio "afuera" no? A mi me pasa con mis amigas casadas que hablan de maridos e hijos, me quedo afuera, para mi es un mundo ajeno y lejano, que me pone cara a cara con mi soledad.
En tu caso son dos para pelearla y sostenerse, la vida tendrá la última palabra como siempre; mientras tanto rodeate de gente que acompañe y reconforte. Y no te pongas triste, mañana ... mañana siempre está lleno de esperanza.
Me enredé un poco pero espero que se entienda
un beso

Lola dijo...

Tengo cerca algunas personas como tus amigos, que con querer firmemente las cosas les sucede. Pero cuando traté de imitarlos y le planté cara al destino para que me las dieras... hizo que me diera contra una pared, como para que aprendiera que no lo puedo gobernar a mi gusto.
Hacer balances ahora es como dar la opinión de un libro cuando todavía no llegaste a la mitad (y no es que yo no me pase haciendo balances personales ahora, lo reconozco) ojalá el día de mañana cuando tengas tus hijos y sepas que no los cambiarías por nada del mundo, esta lucha también quedará como parte de la historia de la familia... y uno entendería por qué pasan las cosas.. pero el mientras... hay que tener aguante!

Pachu dijo...

ay chicas, no sé... a veces me siento la peor... yo quiero lo que tienen todas... a veces creo que no está mal que te toque una vida diferente... pero igual es difícil, por más buenos y comprensivos que sean los amigos, no sentir que a nosotros nos cagaron... que queremos otra cosa... no sé, es difícil... pero tampoco tan terrible, aprendemos a convivir con esto

Cuesta arriba dijo...

Ceci...que bueno haber logrado ese vínculo q a veces es difícil...no necesariamente los amigos son comprensivos, y de baby shower, bautizmos y nacimientos está lleno el entorno y cuesta...pero no el hecho, sino las actitudes...bancarse y el próximo es el de uds!, que lindo sería una nena, y el no les da ganas? que lamentablemente a veces no tengo esa suerte de amigos comprensivos y que no saben entender una buena carita de culo y repiten y repiten....
También hay de los otros, pero no he tenido la suerte q sean la mayoría, en gral aquellos q vivieron situaciones complicadas son los que entienden...

un beso, cuidate

Maria Laura dijo...

como siempre impecable en tus relatos, tenes suerte de contar con amigos comprensibles aunque pensandolo bien no es solo producto de la suerte yo pienso que el ser sinceros con los afectos hace que ellos entienda a su manera y acompañen , nosotros tuvimos la mala suerte de apenas empezar este camino quedar embarazados y dos veces y perderlos cosa que obvio no paso desapercibida luego los amigos comprendieron que nuestro camino de busqueda estaba plagado de obstaculos perdidas y nunca fueron desubicados y siempre como uds contanos nuestra verdad... abrazo amiga...

Ceci dijo...

Katy, gracias por pasar siempre. pero ya viste que es mas facil decirlo que hacerlo! Bs.
m.b. te entiendo, pero a veces no se puede hacer nada. Supongo que depende de la relacion que tengas con tus amigos. Uno termina rodeandose de compromisos, yendo a los cumpleaños de hijos de compañeras de trabajo, conocidos, pariente remotos...Yo diría que mejor filtrarlas, y ellos hagan el esfuerzo por comprender y disculparte. Bs.
Any: si, es asi a veces uno se siente afuera. Y la verdad que por decantación (y por tiempos) estamos mas con los amigos que no tienen hijos. Igual el grupo de amigos (con y sin hijos) que tenemos mas cercanos, estan todos ya mas curados de espanto. Todos largaron tarde con los hijos (treinta largos) y hubo un par de parejas que lo consiguieron con esfuerzo despues de años de tratamiento. Ellos se aislaron más, se sabia de ellos, de lo mal que la pasaban etc. Hoy, creo que ellos son los que nos abrieron el camino a nosotros. Todos saben y no son indiferentes. No hay esa indolencia del que habla desconociendo la ralidad del otro.
lola, estoy de acuerdo en que no conviene hacer balances antes de tiempo. Es como tentar a algun geniecito maligno que te puede poner las cosas de culo, solo porque puede!
Me parece, y aquí me voy a la mierda, que el concepto de la felicidad como derecho adquirido indiscutible es muy occidental. Siempre me quedó lo de la literatura oriental, que cuando una pareja es dichosa (supongamos que porque tiene un hijo varon, que es un parámetro de felicidad para ellos)tratan de ocultar su dicha, para que los dioses no se pongan celosos o atraigan la mala suerte, como si la dicha fuera una cosa endeble que se puede ir como vino..en fín. Bs
pachu, es dificil, pero lo bueno es darse cuenta que cuando le pasan cosas buenas a esas amigas de las buenas, tu alegría es genuina. Con las otras no me sale! Bs.
Cuesta arriba, me acabo de dar cuenta que nosotros tenemos las relaciones muy filtradas. la gente sabe y no nos incomodan. Quizás a mi papa que vive en la ciudad donde nací,la gente mayor le pregunte si tengo hijos, porque no?
Te mando un abrazo

Ceci dijo...

Maria laura, yo tambien pienso que cuando uno se abre, la reciprocidad se da. Gracias por pasar. Bs

Natie dijo...

yo soy de la que no cuenta a NADIE y poco entiendo a las que tooooodo les sale como lo planean. Sorry. De ahi mis continuos relatos sobre la amiga fertil, que luego de haberse enterado de nuestro problema, sigue diciendo estupideces como: "dale ponete las pilas, dale un hermanito a tu hijo", Lastima que no la puedo sacar de mi vida, porque el circulo de amigos aqui es como una familia allá. Te admiro que puedas encontrar esas almas gemelas, a pesar de las diferencias. Besos, Natie

Maria Laura dijo...

amiga lei por el blog de natie algunas novedades tuyas te deseo la mejor de las suertes fuerza abrazote ...