sábado, 25 de septiembre de 2010

La infertilidad y los "otros"

No es que me sienta mirando a los “otros” con la ñata contra el vidrio, puesto que la vida no nos divide con vidrios.
Acá las fértiles, allá los afortunados, mas allá los descastados, mas cerca los pelados...No, nada de eso.
La categorización se nos pega de a poco. En la calle. Con los roces y el cruce de miradas, hasta adquirir una asentada incomodidad.
Es el distingo del que fue advirtiéndose mi conciencia, y me lo hace sentir nítidamente con pinchazos en la boca del estomago, al ver una mujer embarazada.
Y me grita que yo no pertenezco a la categoría de las mujeres que conciben.
Pero más allá de esta conciencia interna, y excluyendo a familiares y amigos, para los “de afuera” nuestras apariencias no nos distinguen de los demás.
Los vecinos del consorcio, las porteras del edificio, las cajeras del supermercado, nos verán quizás como dos seres frívolos y egoístas. Aunque de seguro lo hacen con total indiferencia, ya que hasta el momento no han dado muestras de verse afectados por la curiosidad o el interés.
La curiosidad aparece más intensa en mi lugar de origen.
Porque los que tienen memoria y me han visto de chica, hacen inevitablemente la cuenta...y claro,...se preguntan...Pero yo no vivo allí!
Hace un par de años atrás, estando en casa de mi padre de visita, pasé caminando por la casa de mi amiga de la infancia, y estaba su madre barriendo la vereda.
Me detengo a saludarla y ella me pregunta por mi descendencia, y ante mi respuesta negativa ella me replica con su sonrisa impertérrita, su corte de pelo carré y su voz aguda:
-Ayyy! Pero que vaguitaaa! (que concluyó en diminutivo para que no sonara tan agresivo)
Y continua: -M. (mi amiga de la infancia), ya tiene dos chicos, los tengo durmiendo en mi habitación a la gorda y el gordito!
Debo decir que me shockeó la inferencia directa que hizo ante mi respuesta.
Por lo general ante la presencia de una mujer con “algunos” años sin hijos, (sé que tiene que ver con la experiencia personal), se suele asumir que tiene alguna imposibilidad.
O, se asume como suelen hacerlo algunas viejas, que como hoy la mujer tiene carrera y proyectos que postergan la maternidad, la falta de hijos se debe al egoísmo mas puro.
Ella, mi ex vecina, asumió rápidamente que mi falta de hijos era absolutamente deliberada, y me juzgó con una ligereza increíble.
Como si fuera una perezosa incurable, y pese a mis años no tuviera ganas de juntar la energía y responsabilidad necesarias para afrontar la maternidad.
La felicité, le dejé saludos para mi antigua amiga y me despedí de ella sin sacarla de su error. (A estas alturas ya debe estar enterada de mis pormenores)
Y ella se quedó mirándome con su escoba en mano, porque la ví de reojo cuando ingresé a la casa de mi padre, que dista a dos casas de la suya.
No sé, pero quizás en esos momentos ella, -que con su sonrisa y vocecita es capaz según la recuerdo, de hacer los comentarios más mal intencionados-, se quedó haciendo un balance de las cosas buenas que tiene en su vida, y agrandó su sonrisa arrogándose todo el crédito.
A veces somos pretenciosos y reclamamos el mérito completo por todo lo que nos sale bien, y desconocemos el grado que le cupo a la suerte y la oportunidad.
No voy a decir que a los actos positivos no le siguen consecuencias positivas, ya que la relación se ve más claramente. Pero que hay de las omisiones?
De esas cosas que no están en nuestras vidas y de las que nos damos cuenta cuando nos medimos con los demás.
Con gente que estuvo en el mismo lugar, rezó las mismas oraciones, que no hizo las cosas mejor ni peor, y sin embargo le tocó jugar con cartas distintas en la vida.
Y si en mi hogar no falta el amor ni falta el trabajo, mi prole vive todavía bajo mi regazo, la infertilidad no tocó mi puerta y la muerte pasó de largo mi casa. Puedo cargármelas a mi cuenta?
En eso recordé un capítulo de Los Simpsons en el cual Springfeeld había tenido problemas con unos osos que había causado destrozos en la ciudad y la gente asustada había empezado una campaña de prevención contra osos.
Las patrullas circulaban custodiando. Luego Homero le dice a Liza que lo de las patrullas había dado resultado porque no se veían osos.
Entonces Liza que tenía (creo una piedra) en la mano le dice, yo tengo esta piedra que tiene poder de repeler los osos. Ves algún oso por acá?
-No. –Entonces la piedra funciona! Y lo mira como demostrando su punto.
Y Homero luego de una pausa le dice...Liza, te compro la piedra!
Desde ese cruce vecinal, se me ha puesto en la cabeza que su interés y curiosidad puesta en mi familia, no es más que para confirmar que las carencias siguen ausentándose de su vida. Y así, cuando alguna vez se apareció por la casa de mi padre para interiorizarse de su salud...
-Como anda Don J.? –Se anduvo haciendo el loco...? (con vocecita aguda y pretendidamente graciosa)
...Pudo desandar después los pasos que separan su casa de la de mi padre, sintiéndose satisfecha con su vida. Convencida tal vez de que reza la oración adecuada, o toca la piedra correcta.
O quizás yo estoy siendo mala con ella, y de verdad se conduele de cualquier situación desagradable que le pase a mi familia, y estoy simplemente agarrándomela contra la madre de mi amiga de la infancia.
Que se yo!...bueno...por ahí es así, no?...Uff!...-Sabés que?
-Isabel!...Te compro la escoba!

14 comentarios:

M.B. dijo...

Ceci... comprá dos escobas!! o más!! y las repartís entre tus amigas bloggeras, jaja!!
Me llegó mucho lo que escribiste. He notado esa soberbia certeza en la gente a la que las cosas le salen naturalmente como esperaban, esa certeza de pensar que lo merecen, que están haciendo lo correcto. Cada vez estoy más convencida de que el azar está siempre presente en nuestras vidas. Fijate, me operé con uno de los mejores médicos de Rosario y me arruinó un uréter y, en consecuencia, ya no me sirve una parte importante del riñón... Nadie lo puede creer. Pero es así. Fue el azar.
Quizás tu vecina se conduele del malestar tuyo o de tu familia, no lo sabemos. Pero está clarísimo que aún no ha aprendido a medir sus comentarios.
Hoy mientras esperaba al médico veía una chica con un bebé de días en brazos. Me largué al llorar y sentí lo que vos decís: yo estoy del otro lado. Pero quizás algún día podamos estar acunando a nuestros bebés, por qué no? Un abrazo, gracias por pasar por mi blog y por tus palabras. Mile

Uma dijo...

Eso nunca lo sabremos! depende de la persona...las hay que se conduelen de veras pero nos duele que lo hagan porque nos da rabia que tengan motivos de condolerse y las hay malas malisimas que se alegran de "desgracias" ajenas...
Y por otro lado, que mala es la sensación de pensar que los demás se regodean, de sentirnos desgraciados!
Piensa que solo es un paso Ceci, un camino con espinas que lleva a buen puerto!
Besos

Katy dijo...

Y digo yo, a quien le tiene que importar tu vida íntima. La gente se mete dónde no le llaman. Conozco gente que no quiere tenerlos porque les complica la vida. Allá cada cual. Cesi por favor, no te obsesiones.Tu vida es tuya.
Cuantas mujeres con hijos daría lo que fuera ppor no haberlos tenido y disfrutar de tu libertad.El próximo día contaré un cuento :)
El problema es que la gente no tiene vida propia y tiene que meterse en los demás.
"A palabras necis oídos sordos"
Te quiero ver conteta y pasar.
Besitos y disfruta de la primavera

A! dijo...

Me encantó tu post... Sabé que la gente "de merda" siempre le encuentra "el pelo al huevo". Que se meta la escoba y el comentario en el traste! Conozca o no los pormenores, es una guacha! Pero no vale la pena ni pensar en una contestación.
Algún día - pronto - vas a estar "del otro lado" y creeme que todo esto habrá valido la pena! Un abrazo!

Mai dijo...

Qué triste que la gente tenga que compararse con los demás para sentirse feliz!
No es que hayan hecho las cosas mejor que una, es que algunos nacen con estrella y otros estrellados... a algunos las cosas les salen fácilmente y otros la tenemos que remar eternamente.
Dejala a Isabel con su escoba (que no sabemos los usos que le da -además de barrer o darse una vueltita por los cielos-).
No pierdas las esperanzas, ya vas a estar en la otra vereda de los cochecitos y las mamaderas!
Besos

Anónimo dijo...

hola ceci: es la primera vez que me animo a escribirte pero hace meses que te leo.
Pero, lo que leí me recordó tanto mi día a día.
Si, porque tengo un negocio donde todas son clientas, mujeres y proliferas, ya que ninguna sufre nuestro problema (la infertilidad). Así que tengo miles de esos comentarios, solo que sin escobas...y las hay de todas las edades, no solo mujeres mayores, pero absolutamente todas con la misma impunidad.
Pero particularmente quería relatarte lo que me paso una vez, una de mis clientas, muy suelta de cuerpo (sabiendo que llevo años sufriendo la imposibilidad de concebir) me dijo: "mira nena, para mi estas haciendo algo mal. Sino, mirame a mi, que viví mi vida como quise hasta los 30 que decidí tener un hijo y al primer mes de búsqueda me quede embarazada. Y ahora, a los 32, quise el segundo y a los 18 días de dejar las anticonceptivas ya estaba embarazada (grrrrrrrrrrr)...así que solcito, estas apuntando mal"...
Como puede alguien sentirse tan omnipotente???, como puede alguien creer que maneja los hilos de la vida con tanta liviandad???...como puede una MUJER refregarle su facilidad de procreación a otra tristemente infértil????...no se, solo se que lo hacen...
Así que CECI, solo quería que sepas que todas las que tenemos problemitas de infertilidad (sea el que sea) hemos pasado por estas situaciones….
Abrazo CECI, me encanta tu forma de escribir
SOL

Ceci dijo...

Mile gracias y mucha suerte con tu próxima operación. Un abrazo!
uma, es cierto lo que decís, pero por suerte lo narrado es nada mas que una anécdota, ya que la gente con la que estamos mas a diario, o bien no se mete, o son afines. Besos
Katy gracias. La verdad es que plasmar mi deseo constantemente seguro me hace ver un tanto obsesionada, pero te digo que escribir alguna reflexión que pienso me exsorcisa y también lo hago para desdramatizar. Como decía arriba, por suerte nuestro entorno nos acompaña, pero soy conciente que hay gente que realmente la pasa mal con su entorno, y que realmente sufre por así decir: "el escarnio público". Te agradezco tu amabilidad y que siempre tengas la deferencia de pasar por aquí. Besos
Ana por suerte no la veo nunca, y si la veo de lejos, la evito! Y vos como andás, como anda Juan? Gracias por pasar.
Mai, sí es justo lo que pienso. Te agradezco tus palabras y te mando una fuerte abrazo!
Sol, bienvenida!
Lamento que tengas que tolerar a gente como esa que además de ignorantes no tienen el mas mínimo tacto! Pero viste como es la vida, seguramente en algún otro lado hacen agua. Algún problema tendrán, y si no lo tienen por ahora, ya vendrá la vida a enseñarles que la omnipotencia no es propia de los humanos.
Ojalá que cuando eso suceda, tengan la comprensión de la que no son capaces. Te mando un abrazo grande!

Maria Laura dijo...

aaa gente de merda si la hay .. eso se llama chusmaaaaaa!!! si si la del chavo del ocho ... te entiendo tanto lo que relatas...

compremos escobas pero para barrer la ceguera de la gente que si no vive tu realidad no la entiende... y no hablo solo de la infertilidad hablo en general , gente sin compasion... triste..

Maria Laura dijo...

linda queria avisarte que voy a cerrar mi blog por motivos varios entre los cuales esta que me canse de escribir en todosss y recibir poca devolucion ya se que me converti en una monotematica aburrida quiza pero bue nada quiero seguir acompañandote por aca asi que seguire pasando sabes que me gusta mucho tu blog y te dejo mi mail si ... no quiero perder tu contacto ..

marialaura1905@yahoo.com.ar

besote

Cuesta arriba dijo...

Ceci....y si, comprame un pedazo de escoba pa' mi!!!
Yo siempre relfexiono tb que ciertas vivencias nos agudizan la sensibilidad, si pensamos hace algunos años cuando este no era nuestro interés, un comentairo así no nos molestaría....por lo menos a mí...peor bueno, vivir ciertas experiencias, como siempre deja ciertos aprendizajes para los que gusten cobijarlas....
Sé que el mundo no empatiza, pero no es de las aptitudes más desarrolladas precisamente...
Hace unos días le conté a una amiga (q está por parir su 3er hijo) nuestro reciente embarazo, y más allá de decirme "no te puedo creer", solo fue capaz de decir "y justo ahora q te vas de viaje, porqué no esperaste para después que boluda!"...a lo q solo pude responder con la mejor indirecta..."a veces es cuando se puede no cuando se quiere..." ella: "dejate de joder..."
Eso es empatía? y no, pero me dió pena sabés, pensar q no ha tenido la oportunidad de desarrollar esa habilidad como otras vinculadas a nuestra inteligencia emocional....yo q sé...son puntos de vista...
Beso y cuidate...

nani dijo...

hola ceci, cuando leo veo el reflejo de la angustia que a todas nos ha ido acompañando en menor o mayor medida..eso por un lado...por otro, la verdad yo no se que pensar de esta gente, si es de "bruta" o de "idiota" o de "mala persona"...lo unico que se..o creo, es que no valen la pena, yo soy mas impulsiva y creo le hubiera dicho en determinadas palabras la situacion vivida ( solo solo para que se sienta un poco mal y un poco desubicada...sera q yo tambien tengo un poco de bruja jeje).
el otro dia cuando escribi el mail, quise contarte entre mi gente linda y compartir esta alegria sabiendo en realidad que en algun punto se cruza este dolor INJUSTO...y NO MERECIDO...
no quiero caer en el tipico discurso que nos muestra una vez mas que hay gente que no se merece tener hijos o que los tiene porque si, o que al buscarlos no les cuesta y da bronca mucha bronca...
en mi vida personal yo experimente ambas cosas, ser una pendeja inconciente que queda embarazada y ser feliz por eso..sin tener en cuenta nada de lo que viene ni como ni con que padre" (un desastre de figura paterna), y por otro lado buscar durante cuatro años el amor reflejado en un hijo con mi gran compañero ..y ver que no llega...y ver que no se puede...y ver que amigos y familiares soplan y "ya esta"...
tuve suerte o azar..esas cosas de la vida inexplicables, que hoy me hacen disfrutar un regalo , un milagro...
pero te digo...NO ME OLVIDO...NO ACEPTO NI ACEPTARE...este tiempo tan injusto de espera para vos y para muchas...
desde mi mas humilde lugar...lo que sea que te haga feliz ...velas para San Ramon, rezos, energias y mi sentimiento..y recordandote a vos y a muchas...xq carecen pero no....porque no son ...pero son...lo son mucho mas..que muchas de nosotras...y un escobazo para esta gente. Abrazo

Ceci dijo...

Gracias maria laura, cuesta arriba y nani por pasar, por sus linda palabras y particularmente, por sus buenos deseos. Besos

CHIPI dijo...

Hola Ceci, que lindo que escribís, muy linda redacción. Me hubiera encantado poder tener esa facilidad de expresión.
Respecto de éste post, solo puedo decirte que gente jodida hay en todos lados.
Sin ir mas lejos mi suegra que hace 3 meses en medio de un brindis (el de nuestro casamiento)me dijo: que era hora que cumpliera con 1 o 10 hijos, sabiendo que ya perdí 2 embarazos hace poco y no paro de hacer estudios y tratamientos.

Pero bueno, hay que ponerse un protector de amianto y dejar que todo lo que digan nos resbale para que no penetre y nos queme el cerebro.

Te dejo un besote

CHIPI dijo...

Ha y me olvidé una cosita, si lo miramos con la "óptica de tu vecina": si vos sos vaguita porque no tenes chicos, se ve que ella no era "ninguna vaguita" sino mas bien rapidita o ligerita de cascos al igual que su hija que ya tuvo dos hijos...jeje...

Besitos.