jueves, 25 de noviembre de 2010

Relato de jueves literario: Partes traseras



Mas relatos del tema de la convocatoria en el blog: http://www.callejamoran.blogspot.com/

CULO E´PATO

A culo e´pato no le importaba que el calor sofocara.
Ataviada con su diminuto short deportivo se montaba a diario en su bicicleta, para dar ejercicio a sus firmes extremidades.
Bajo un sol estival de abrasadora candencia se paseaba trazando surcos en la tierra yerma, en tanto a su paso arrojaba pedregullo con suspiros de llantas, hacia los lados del camino solitario.
Culo e´pato era llamada así por su andar gracioso y estilizado.
De piernas ligeramente chuecas y mirada altiva, se había ganado por igual la admiración más genuina y la envidia más profunda de los moradores de su Embarcación natal.
La línea recta en la que se encolumnaban los huesos de sus vértebras, -hijas de la mañana en sus horas frescas-, daban a su espalda un fin de curva ligeramente en fuga.
Y cuando se sentaba, lo hacía sobre una posadera que desafiaba la gravedad, de carnes alzadas en insolente respingo.
Culo e´pato y su lacerante vitalidad importunaban el sopor de la siesta salteña, como un vendaval cálido y sibilante que hace doler los pulmones. Y se llevaba consigo posadas sobre su anatomía, miradas que a su paso arrancaba.
Bien de alguna ventana tras la que se aliviaba merced las bondades del aire acondicionado algún vecino venturoso. O de algún parroquiano que con sus sentidos entorpecidos por el alcohol, había sido sorprendido por la luz matinal durmiendo la mona en un rincón polvoriento, y con ojos entreabiertos y lagañosos, la seguía en su recorrido.
Era un espectáculo digno de verse.
Con un pie primero sobre el pedal, punta-talón, luego el otro, con fuerza, tracción a sudor y músculos bronceados, de a ratos izaba su escultural traste para darse impulso en las subidas.
Y con cada empellón que le daba al pedal, bamboleaba sus cachetes al ritmo de cada sonora exhalación....dejando de momento al descubierto el asiento de su bicicleta, recubierto en cuero,....bastante ajado por cierto!

14 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Culo é Pato, nació una diosa nueva, la del pedal, la del movimiento pedaleando, la diosa culona hermosa que despierta siestas y duerme sentidos creando sueños imposibles. !Ave é Pato!
Sencillamente delicioso relato, cada palabra una inspiración una visión, un sudor un suspiro. Ceci, nos vemos por los Jueves o cuando sea, bienvenida repito, todo un placer leerte.

CAS dijo...

Le has sacado lustre al tema con este relato. Me encanta leerte.
Me voy de a pie silvando bajito, por aqui, en la vereda de enfrente.
Un abrazo.

Katy dijo...

Me imagino el Culo é Pato como algo digno de grabar. Como dicen aquí." Que ese culito no pase hambre"
He disfrutado del relato y compuesto unas cuantos imágenes curiosas en mi mentem mientras te leís.
El título genial.
Un beso y buen finde.

Pepe dijo...

Precioso relato de un rutinario paseo en bicicleta que, gracias a lo prieto y estilizado del culito ciclista, fué seguido con enorme atención por los santos varones del lugar.
Me has hecho imaginar, especialmente, esas levantadas del sillín para coger impulso.
Un abrazo.

LUNA dijo...

Culo é Pato, mujer de firmes piernas y nalgas, forjadas pedaleando una bicibleta. Pero lo hace en la calle, para deleite de miradas lascivas, con las que disfruta... porque sino, haría spinning!!!!! Pero claro, así hay más morbo....
Genial.
Besitos

mar dijo...

Hola Ceci
Menuda descripción de un paseo en bicicleta, has conseguido que vea a Culo é Pato pedaleando con su diminuto short deportivo mientras los lugareños la miran con deseo.
muy buena entrada
Un beso de Mar

Any dijo...

Este personaje debe existir. Seguramente la has visto pedaleando por algún pueblito del norte (Salta en tu relato, pero podría ser en cualquier pueblo). Digo porque, por los detalles y la forma de contarlo, apostaría que has visto a Culo e' Pato alguna vez.
Muy bueno
un beso

Ceci dijo...

natalia, cas, katy, pepe, luna, mar, a todos gracias por pasar y por deleitarme con sus halagos.
Y any, no la ví pero la imagine gracias a los relatos de una amiga que yo tenía cuando estudiaba en cordoba, oriunda de embarcación. Hace miles de años que no la veo. Se que el pueblo esta bien al norte de la pcia. y es terriblemente caluroso. Ella me contó una vez que en sus años de adolescente se le había dado con cierto fanatismo por andar en bicicleta como loca por el pueblo. No digo que lo hiciera a la peor hora, pero me vino a la cabeza su imagen como me la represente. Todavía conservaba su buen físico. El resto es un poco de licencia literaria
Gracias por pasar y besos

Mari Carmen dijo...

Me encanta el nombre, muy original, y me ha gustado muchísimo tu elegante relato. Lo has descrito tan bien, tan bien, que he podido verla pedalea que te pedalea, por los caminos :)

Un abrazo

Teresa Cameselle. dijo...

Tienes una curiosa forma de escribir, visual, con buenas descripciones, y ese personaje curioso que imagino como a la pata Daisy meneando coqueta su culito.

alfredo dijo...

Bonita forma de relatar, descriptiva y rica en matices. Ayuda a situarte en la escena y en los personajes.

Se bienvenida y será un placer leerte.

Besos

solpel dijo...

Que buena forma de escribir tenes ceci!!!!!, sos genial.
Te juro que la vi delante de mi, dale que dale al pedal.
Exelente.
Un beso grande

gustavo dijo...

me sumo a las palabras de alfredo...eso en primer lugar, ceci...
por segundas...¿cómo se puede escribir a cerca de un borrachin baboso y no tener la sensacion de que ...a ver cómo lo expreso...no tener la sensacion de que es baboso dicho personaje?
pues por que las palabras que empleas para describir a culo epato son elegantes y descubren belleza dnde la hay y no lo de lascivo pecaminoso...no he encntrado otra palabra para la mirada del boracho...que deja entever el borrachin...
me ha encantado, ceci...
besos.

Medea dijo...

Otra vez encantada de leerte en estos jueves a los cuales espero no ponerte falta. Me ha encantado tu entrada de culo e´pato. Ya te lo han dicho pero me encanta la descripción que haces tanto de la ciclista como de sus admiradores, se me ocurrió que si me dices cual es ese pueblo por donde pedalea, me iré allí porque si pongo un quiosco de baberos supero la crisis jajaja un beso Ceci