jueves, 10 de febrero de 2011

Relato de Jueves Literario: Besos.

El tema de la convocatoria es: Besos...tibios, húmedos, apasionados, muchos.
Mas relatos jugosos en lo de Gus: http://callejamoran.blogspot.com/



RADIANTE VA EL ÑATO

El Ñato era llamado así porque tenía el perfil con menos salientes de entre sus hermanos.
Había heredado de su madre no solo su nariz pequeña, también un par de ojos avispados y gatunos, y una determinación fiera que le cobraba más de una gresca con su padre.
Sentado en la cocina del puesto de Las Vizcacheras, se toma unos mates amargos y sorbe el último trago, con fuerza suficiente para tapar de agua caliente el entrevero de pensamientos que tiene en su cabeza.
El Ñato se agarra a trompadas con sus hermanos cada vez que le dicen que la Rosario Pineda lo tiene acollarao, y que es un bobo con patas porque ella se da más aires que los merecidos.
Sin embargo él sueña despierto con los besos de la Rosario, y lo hace despierto porque de noche está muy cansado para soñar.
No se atreve ni en pensamiento a ir mas lejos de las delicias que prometen sus dulces labios. Y no porque no pueda hurgar y finalmente encontrar entre sus instintos el deseo que viene unido a otro cuerpo, sino porque no sabría como empezar a darle forma a lo inimaginable.
Y es que siglos de desprecio ilustrado y citadino, han terminado por aplastar en la herencia genética que le viene por su casta de baguales, aquel genoma del orgullo y la descontada confianza en la consideración recíproca, que le debe todo ser sin distinción de clase.
Y esa habilidad por generaciones dormida por momentos quiere espabilarse,...y le da bríos!
Pero las más de las veces lo traiciona de formas disímiles y conocidas, sin que pueda salirle al cruce con un pensamiento conciente.
Así cuando se queda callado apretando la mandíbula con pose rígida, tratando de reunir toda la dignidad que le procura un ceño adusto.
Y mide sus palabras para no errarle, incapaz de retrucar con rapidez.
Y se aleja al tranco con fingido enojo y desinterés por tan vanos asuntos, abandonando muy a su pesar, la cancha en favor de los que se despachan a lo insolente.
Le hierve en las venas la impotencia de ver a los mozos que, benditos con el don de la palabra y los modos, se florean como baqueanos en la versería.
Se incorpora y ya repuesto de sus pensamientos, escupe al brasero en manifiesto desdén por tan ingrato recuerdo.
Ayer le mandó un recado a la Rosario con el cadete que trabaja en la farmacia de su padre. Le pidió verse hoy en la plaza del pueblo a la hora de la siesta.

Por su parte, en la casona contigua a la única farmacia del pueblo, se encuentra reunido el consejo de amigas de la muchacha para brindarle apoyo moral.
Rosario no ha decidido que hacer, ni a quien escuchar. Sabe que su madre pondrá el grito en el cielo, y sus amigas le dicen que el Ñato la quiere nomás para pasar el rato.

A estas horas todo el pueblo sabe de la cita y algunos ya han montado guardia en la plaza.

Al Ñato le suenan las tripas de los nervios. Teme que la Rosario y el pueblo entero se le ría en la jeta, y por un instante casi recula.
-Si la Rosario quiere recibir un beso, que venga que la espero de firme! –Se dijo.
Sale resuelto y se monta en su flete. Arriba de su bayo tiznado se siente completo. Hombre y bestia hacen una conjunción acertada.
Seguro y reconciliado con la naturaleza, le da un golpe de bota a las negras vetas que cortan el pelaje dorado, y pone los pasos de su caballo en dirección al pueblo.
Al encuentro de la Rosario se dirige ese adonis matrero, al trote mientras el sol le entibia el rostro, empilchado con una camisa almidonada, lleva en su pecho joven una esperanza nueva y una cruz de alpaca.

26 comentarios:

Manuel dijo...

Bonito relato de como debe sentirse aquel que lucha entre lo que desea y lo que se cree capaz. al final le das la fuerza y determinación de al menos intentarlo frente a toda la sociedad que le importa. cuantas veces habremos estado por una u otra razon en la piel del Ñato.......
Un beso

Inma Brujis dijo...

pero al final le besa o no le besa la Rosario al Ñato?
Un beso

Celia dijo...

Un relato, relato; lleno de figuras y de formas, pero, lo que nos ocupa, y del beso ¿qué?.
¿Tendremos segunda entrega?
De momento te envío un besín asturiano.

Natàlia Tàrraco dijo...

CECI, con la boca abierta me tienes, fascinada por el cuento del Ñato Xato o Chato y su requiebro interno de macho puesto a no dejarse blandear a causa de la compostura y la raza del abolengo y la fama. Me tienes quieta parada, vizca, ante el despliegue de vocablos maravillosos que explican con pizca y con segundas, muchos dilemas. Me tienes prendida de ese beso pregonado en la plaza, ese beso que aquel montado a caballo, bello varón, sueña dar y recibir para sus sinceros adentros.
La palabra la tiene ella, y los labios.

No me canso de decírtelo, insisto, pesada, plúmbea, eres una maravilla, un tesoro escribiendo, se nota tu raíz que arranca palabras de un mismo idioma pero cubriéndolo de riquezas traspasando océanos. Nada como la palabra para unirnos en la bellísima diferencia.
BESO sobre beso y requetebeso.

Mary dijo...

Cecilia!!! Qué paso al final??? La besa o no??? jajaja Me encantan los finales abiertos!!!! Mucha intriga generan!!! Besos!!!

Neogeminis dijo...

jejeje...precioso relato!...me ha encantado ese color tan nuestro que le has dado al texto y que con justeza logra hacernos imaginar la calidez de los personajes!
Realmente me ha gustado!
Un abrazo.

LUNA dijo...

Digo lo que Natàli. Me encanta como narras, la calidez y profusión de vocablos locales que utilizas, dándole un colorido muy especial...

Lo dicho, un verdadero placer leerte, amiga.
Besitos

Carmen Andújar dijo...

Me falta saber si se besan o no, y sobre todo si le puede el amor o la chulería.
Bonito relato lleno de figuras literarias
Un abrazo

Any dijo...

Aca "el pueblo quiere saber de que se trata!" si finalmente hubo beso o no. Me gustó mucho tu texto porque creás el entorno con las palabras.
El Ñato la sueña despierto porque de noche lo vence el cansancio ... me encantó!
Tenés una forma muy especial de relatar que atrapa al que lee.
Un beso

San dijo...

Ceci precioso relato ,desde que comienza vas entrando en la historia, ese perfil de nariz pequeñita, esos prontos arrebatados y asi esperando, esperando dejas que imaginemos ese beso. porque digo yo que se besan ¿no?
Me gustó mucho. Besitos.

Manuel dijo...

Ceci, creo que vas a tener que sacarnos de dudas en lo del resultado del acercamiento a caballo del Ñato, tu veras como lo haces, jajajajaja
Un beso para entretener la espera

ATALANTA dijo...

Yo estoy con el Ñato, la bestia también puede amar, y el hombre-bestia va por la Rosario, y ella se muere por Ñato; y el coro de amigas que se jodan.

Tocaya de allende de los mares, OLÉ !!!!!

Besos a propulsion.

CHIPI dijo...

Hola Ceci, como siempre me encanta leerte, pero este último tiempo no estaba con mucho ánimo de escribir, y no quiero dejar pasar por alto dos post atrás que escribiste...

Yo no tengo el maravilloso don tuyo, de darle a las palabras dormidas una melodía,por lo que cuando uno esta triste tus palabras son agua bendita para el alma, pero puedo decirte que te acompaño siempre en silencio desde mis oraciones y buenos pensamientos...

Nunca me voy a olvidar el día que pedía por fis que escribieran algo en los blogs, así olvidaba la betaespera y comenzaste tus relatos literarios de los jueves...voy a estar siempre agradecida por todos tus gestos.

Besotes.

MARISOL dijo...

Qué fuerza y qué colorido, Ceci !! Me quedo prendida en tu blog. Apuesto por el Ñato y la Rosario, seguro que cuando rompan las barreras que ellos mismo se ponen, eso será el beso del siglo. Un besazo desde el otro lado del mar.

Pachu dijo...

Ceci, muy bueno y muy argentino! Para mi, la besó, y a esta altura, ya están casados hace rato... Jejeje. Beso grande!!

gustavo dijo...

si de mí dependiera, te nombraba argentina del día...y es que ando leyendo al tipo ese llamado fontanarosa (qué descubrimiento, ceci...agradabilísimo) y al alejandro dolina (este lo prefiero en su radio)
y digo esto por que en este relato has dejado más de un modismo argentino...no recuerdo haberte leído tantos anteriormente...
y fuera de estas consideraciones, decirte que no sé cómo lo haces, pero engánchasme con tu prosa. esta vez no has utilizado esos símiles por los que me tenías enganchado. no. pero, maldita sea, la historia es el instante, es la precisión en el instante, es unas pinceladas para decir de un instante..quizá sea este el truco adecuado para escribir un relato corte. no lo sé.
ah, eso sí. no te perdono que el beso no lo hayas descrito...jajaj.
besos...

V.Nas dijo...

¡Plas!¡Plas!¡Plas!.......¡Plas! Aplausos y aplausos. Me ha encantado tu narrativa ¡qué rica de matices!
Un gustazo.
Mariví

Ceci dijo...

Manuel, muy cierto y ya veré con lo que me pides!
Inma, yo diría que sí, pero de seguro no esa tarde!
Celia gracias, me encanta que te haya gustado el relato.
Natali, no tengo palabras, tu comentario me quita el aliento! Gracias y estoy totalmente de acuerdo con el poder de la palabra!
Mary, a mi también me gustan los finales abiertos, tienen algo no?
Neogeminis, un placer siempre!
Luna, gracias y el plecar es mio visitarlos a uds. en sus casas. Lástima que esta vez voy a tardar un poco más en visitarlos a todos!
Cármen, yo le apuesto al amor! Un abrazo para vos también.
Any, gracias amiga!
san, yo como vos quiero creer que sí! Besos
Atalanta, el Ñato sin dudas agradecería tu apoyo!
chipi, me encanta que hayas aparecido por aquí y te agradezco de todo corazón que me tengas presente en tus oraciones, ya nos vamos a ponder al dia con las novedades! y en serio, soy yo la agradecida. Besito
marisol, apostamos lo mismo (si tuvieramos dinero a mano!) Gracias.
Pachu el optimísmo te puede! Así me gusta mujer! Besos
Gustavo, no sabes que placer me da el saber que te codeas con los textos de fontanarosa y dolina! Y que a este último lo escuchas en la radio! Es un halago! y si, esta vez lo hice adrede los de los modismos, pero veo que sos un entendido! Gracias por tus palabras de elogio. Como siempre!
Mariví: El gusto es mio, de verdad! Gracias

yonky dijo...

Estos dos mozitos de pueblo tienen su hinchada.Mas bien puede que ya todo el pueblo este pendiente del acontecimiento visto que el chisme corre como regero de polvora.Pero bue a Dios gracias que uno y otro se merecen unirse.Solo imaginar la fiesta que se armarà cuando esta relacion cuaje.

cariñitos

CAS dijo...

"benditos con el don de la palabra y los modos, se florean como baqueanos en la versería."

Tomo de tus palabras,( son tan buenas, que como no voy a pedirtelas) y te digo que en este registro romántico-autóctono hasta el tuétano, demostras eso: lo baqueana que sos en la versería, y en la prosa, claro!!!

Me encanta leerte.

Muchos besos con dignidad de ser mujer de tierra adentro!

alfredo dijo...

¡Me quedo de una pieza!
Que lujo de relato, que envidia, mientras los demás no esforzamos en subrallar el beso, tu te permites hacernos olvidar el susodicho, para adentrarnos en un preciosista cuento, rico en denominaciones. Hago mio el comentario de Cas, (que de esto sabe más que yo) y te pregunto:
Ceci, ¿de donde sales?

Besos

Mar dijo...

Me gustó mucho tu relato Ceci. Preciosistas descripciones, acción, ritmo, tensión... suspense... Un placer leerte.
Un abrazo en esta semana de besos

Uma dijo...

y que?? le corresponde Rosario?? ahora no deberias dejarnos asi!!
Muy buen relato!

Medea dijo...

Voy leeeenta con los jueves, algunos han hecho dos y tres entradas después y pensarán que este jueves me los he saltado, no, no es así, me gusta leeros a todos pero tengo una semana bastante liada y la que viene, viene más o menos igual pero intento al menos llegaros a todos antes del domingo, me siento mal si no llego a todos, a mandaros un beso en este jueves de besos.
Me ha ma-ra-vi-lla-do tu entrada, tienes un don, está claro que al menos el de la comunicación literaria lo tienes, tu imaginación junto con la facilidad de engancharnos y enredarnos en tus palabras y una puesta en escena que hace que uno se encuentre casi formando parte de un escenario hacen un completo.
Me he visto envuelta en tus palabras, en esos giros o expresiones propios del sur, me he sentido testigo de ese primer encuentro entre el Ñato y la Rosario y seguro que habrá beso.
Beso también para ti y un montón de cariños.

maria jose moreno dijo...

Mi querida Ceci, lamento llegar tarde a la lectura de tu relato pero aqui estoy y satisfecha de leer este magnifico relato donde me trasladado a tu pasi y he vivido la emocion de de esa persona que fantasea con esos besos de Rosario.
Muy bueno. Un beso tb para ti

rosa_desastre dijo...

Que importa si sucedió o no el beso... ha sido una delicia leer tu relato lleno de palabras y expresiones nuevas de las que aprendemos los del otro lado del charco.
Precioso y magnificamente descrito.
Besos