jueves, 28 de abril de 2011

Relato de Jueves Literario: La Radio de la Noche

Se escuchan más radios en lo de Gustavo: http://callejamoran.blogspot.com/




NOCHES DE RADIO

Como cada noche los amantes se dan a la charla animada.
Ríen al abrigo de la tenue luz de la pequeña lámpara que se esconde entre libros, mientras sus cuerpos arrojan sombras chinescas en la pared.
Hacen largas pausas para fumar, largando grandes bocanadas de humo con placer histriónico.
Atrás la cabeza, Ella se mece quedamente, en tanto las puntas curvas de su larga cabellera le acarician la espalda.
Se recuesta un poco más sobre la cama, y recoge sus piernas que quedan cruzadas bajo su trasero.
La piel aun tibia destila los resabios de un baño caliente, y es el pesado toallón, -que yace olvidado sobre un rincón del piso alfombrado-, el que se queda con todo rastro de humedad.
Sin decir palabra El comienza a puntear unas notas en las cuerdas de su guitarra, acompañando los acordes de jazz que en la radio suena.
Su pie descalzo tamborilea sobre el piso al ritmo cadencioso de la melodía, pero es el golpeteo apenas un eco cavernoso, que se ahoga en la alfombra mullida.
Detrás de la bruma ceniza que arrojan los cigarrillos, se distingue el brillo ausente de dos ojos en sus cuencos, cuya mirada de un azul cerúleo parece atravesar impetuosa las nubes de la mente. Pretende hurgar en la genialidad y encontrarse de frente con los sonidos.
Las notas melancólicas de Sara Vaughan y Billie Holiday, pulsan en la desnudez sin pruritos de sus carnes jóvenes, y se regocijan los amantes con las estridencias de platillos de Kenny Burrell y Chet Baker.
Se inunda la diminuta habitación con las melodías eternas de Miles Davies y Duke Ellington.
En la radio, la voz de Bobby Flores les habla del oficio imperecedero de soñar. Dice: “es mas fácil vaticinar sueños a partir de la realidad, que predecir realidad a partir de los sueños”....
Ellos sueñan, y desde su rincón tibio débilmente iluminado, beben los sueños de la ciudad que afuera late.
En sus calles iluminadas, los pasos que retumban en callejones empedrados, las voces que se lleva la brisa fría.
La noche testaruda, empecinada se dice joven todavía. Baja la luna para mirarse y de ella se ríe. Más, desdeña el descanso y ondulándose al son de un tango nostalgioso, se resiste a las artes de Morfeo, y desafiante, lo espanta entre bostezos.


El video corresponde al tema SEEN SIN de Willy Crook y los Funky Torinos

11 comentarios:

Manuel dijo...

Casi ni la nombras, pero esta ahí, en medio de tus palabras, la radio como fondo musical acompañante de las relaciones personales, discreta, confidente, generosa para el oyente.
Un beso

alfredo dijo...

Música, para acompañar la noche que vibra al son de sueños que crecen entre bocanadas de humo.

Precisa y preciosa descripción de una intimidad compartida al límite del mundo y entre libros, acordes de guitarra y humedades sin dueño.

Besos

San dijo...

Como fondo de ese dulce compartir, las notas sonoras de una canción regalo de una radio encendida.
Sugerente descripción de dos jovenes amantes.
Abrazo fuerte Ceci.

Pepe dijo...

Momentos cálidos, placenteramente compartidos, momentos de descanso, de charla animada, de la complicidad que se supone a dos amantes, con la música de la radio de fondo como melodioso testigo de su dicha.
Una atmósfera sugerente y deseable esta que nos ofreces.
Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Ceci, en la intimidad esa joven y el muchacho, reposados y sensuales, mientras suena Sara Vaughan y Billie Holiday, imposible resistir sus voves de terciopelo y su melancolia arrastrada, como erótica y dolida a la vez. Imposible que entre música y deseo no se enamoren los jóvenes enamorados, y para rematar tango, más sensualidad, más besos y un abrazo estrechando cuerpos.

Atmósfera palpable, íntima y deliciosa, para enamorarnos Ceci. Besito.
Nota: A causa de estar fuera no he participado en este jueves, pero intento comentaros, cosa que siempre es un placer.

Medea dijo...

Ceci, intima la radio en tu prosa casi verso, intima de miradas, de dedos que acarician acordes a una guitarra, pieles jóvenes, tibios cuerpos que con el sonido de esa radio de fondo...se aman.
Un besito guapa.

Any dijo...

La radio como el elemento mas importante de la escenografía de estos jóvenes amantes. Mas que la radio, la música (y que músicos elegiste, guau). El tipo que intenta acompañar la melodía con su propia guitarra me trae buenos recuerdos. A Bobby Flores no lo he escuchado mucho, mas bien lo conozco por la tele; de esa época me es mas familiar Lalo Mir.
Un beso

Juan Carlos dijo...

Me voy a quedar en las formas, las de este relato me parecen fascinantes. El estilo, algo desvahído, al ritmo del tema, este Seen Sin que nos propones en el vídeo. El ambiente también cuadra con el decanso de los amantes en una noche aún joven.
Maravilloso Ceci, aprecio tu versatilidad.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

La música es uno de los elementos más importantes de la radio. Hay muchos programas de música que se mantienen en antena, algunos,
con sus canciones dedicadas llegan a la culminación de esa comunicación entre el oyente,la radio y todo lo que le rodea.
Buen relato, agil de leer
Un abrazo

Tésalo dijo...

Qué música acompañaría un cambio radical de mi escenario urbano de ahora mismo.
A mí me componen tonadas y son ellas las que habrian de guiarme a la búsqueda de otros paisasjes.
La música y un automovil... ¡qué destino yo me marcaría si hebiera sabido conducir en estos tiempos en que las fronteras se han aflojado!

Hay tanto ondas com ganas o necesidades. ¡La testarudez de esa madrugada que has descrito, es contagiosa!
Qué agradable verse así absorvido por una realidad tan eficiene.


Tésalo

CAS dijo...

Pues son noches así, las que justifican desdeñar el sueño y a Don Morfeo.

Tu intimista descripción, conmueve y emociona. Soy capaz de oir esa guitarra y emocionarme con esos protagonistas.

Un fuerte abrazo jueverísimo.