jueves, 25 de agosto de 2011

Relato de Jueves Literario: Los ciegos también escriben. (..Y los tontos también se enamoran)

Gustavo vuelve a liderar las convocatorias de los jueves, y me alegro de verdad por su regreso. Agradezco a los que entre tanto, mantuvieron vivo el espacio de los jueveros.
Más ciego en lo de Gustavo: http://www.gratisblog.com/gustavocalleja/



TONTAS IMAGENES DE AMOR

-¿Es esta la antesala del amor?, ¿o más bien el corredor que nos lleva a la puerta de salida?
Preludios lúdicos, que anticipan urgencias desamarradas. Viajan por geografías corporales a lomo de caricias, y en la punta de los besos.
Se saltan promontorios, horadan las pieles, desembocan en ángulos y minan la sangre.
Se trasmiten en un lenguaje cifrado, insonoro, vibrático, que incomoda a los ajenos, y los beatos fingen ignorar.
Juegos tontos, que pueden ser olidos por los perros, y percibidos por una legión de ciegos...

Ella, le ciñe la cintura con ambos brazos y apoya el flanco de su cara en la espalda masculina.
Baila al son de la música que suena, lo toca, le pasa los dedos por el pelo.
El continúa picando la cebolla, a la cual sus ojos parecen ser inmunes.
A simple vista pareciera que está ajeno a los mimos de su novia. Pero no es así.
Su cara dice lo contrario. Su sonrisa es amplia y tiene los ojos achinados de placer.
Su concentración esta repartida. La mitad está con la cebolla, y la otra se la llevan los roces en su espalda.
Su lenguaje corporal transmite control, y con todo, se evidencia cierta tensión en algunos de sus músculos. Sus fibras en estado de alerta, están prontas a reaccionar a los llamados del juego amoroso.
Solo sus movimientos de cuchillo se aprecian más lentos y cuidadosos, ya que de otro modo, sus dedos correrían serio peligro.
Ella se estira para besarlo, pero su altura no le deja llegar a la nuca deseada.
El permanece de espaldas. Ella hace unos pucheritos que suenan como ridículos gorgoritos de canario, y quiere girarlo. El se resiste gustoso, visiblemente dispuesto a seguirle el juego por un rato.

12 comentarios:

Manuel dijo...

Buen relato del cortejo, :-)
Desde luego no hace falta ver para interpretar las intenciones, ¿verdad?
Un beso

Neogeminis dijo...

Cuando el sentir es intenso, si no aportan los ojos su cuota de incentivos visuales, bien suplen,el resto de los sentidos, la percepción de los "manejos" corporales
=)
Un abrazo!

Natàlia Tàrraco dijo...

Aquí se ha cocinado un hermoso relato, picando cebolla a ciegas, a ciegas deleitándose con las caricias. Una gozada.
Besitoos muchos.

Inma Brujis dijo...

Sentir como se te eriza la piel con cada caricia, con cada beso, para eso no hace falta la vista sin duda alguna.
Un beso

Liwk dijo...

Ceci, le has regalado una identidad y un enfoque muy íntimo a este relato. Me encanta cómo has jugado con la idea que propuso Gus.
Un beso.

CAS dijo...

Me gustó eso de bajar la velocidad del cuchillo.... es que hay que concentrar fuerzas y disfrutar de la propuesta. Nosotros disfrutamos cómo
has aprovechado la que nos hizo Gustavo.
Besotes vecinos,Ceci.

Juan Carlos dijo...

Además de coincidir con Cas, me encanta ese relato, el tono, el ambiente, las descripciones.
Precioso preludio de juego, confío que él no llore.
Besos, Ceci.

rosa_desastre dijo...

"Nanas de la cebolla" Aunque tu relato sea mucho mas dulce...
Hay cosas que pueden disfrutarse con los otros sentidos.
Un beso

Pachu dijo...

Muy bueno Ceci, muy imaginable... Besos!!!

Primavera dijo...

Alaaa que bueno te salio hacer el relato hacia ese sentido que nadie ve pero que esta ahi...provocando deseos y disfrutando con ello....
Beso

San dijo...

Que regusto más agradable ha dejado este relato, ese juego insinuado sin necesidad de ver para sentir. Precioso Ceci,
Un abrazo.

CAS dijo...

Ceci: la próxima vez que estés por esa esquina o en sus alrededores, NO DEJES DE COMUNICARTE CONMIGO!!!!!

elbalcondecas@gmail.com

besotes