viernes, 28 de octubre de 2011

Convocatoria Halloblogween 2011

Esta semana estamos invitados a participar de la fiesta terrorífica que se festeja en el blog de Teresa. Vamos a hacer estremecer los blogs. Hay más relatos escalofriantes en: http://teresacameselle.blogspot.com/

BELEK, EL ENANO VAMPIRO

Nadie se atreve a poner un pie fuera de su casa cuando se hace noche en el barrio de Flores.
Son muchos los gatos y perros desaparecidos; y aseguran los hombres: ha sido sorbida la sangre de los desprevenidos animales mediante hincados colmillos; tanto como han servido sus carnes resecas para engrosar el caldo de Belek, el enano de los Cárpatos.
Dos semanas han pasado desde que Boris Loff, el hombre bala y la mujer barbuda sorprendieran al saltimbanqui ceñido de pies y manos libando el jugo vital del cogote de Vera, la mona estrella del circo de los Zares. Desde entonces, el vampiro se refugia en las inmediaciones del gran cementerio.
El aire frío de la noche sin luna se mete en los huesos de los vecinos que avanzan con pasos apretados, armados de palos y gruesas antorchas en dirección a la estación de trenes.
Un aullido agudo quiebra la parálisis de las horas....
Los hombres se estremecen, corren con el alma saliéndoseles por la boca y se le echan encima a la criatura abominable con una improvisada red de arco de football.
Oscilan las ristras de ajo, resuenan los gritos y se acercan peligrosas las llamas a los rostros....
Bajo el tumulto: dos pequeños tajos de ferocidad amarilla centellean en la oscuridad, retumban los ecos que exhala del foso de sus entrañas con ronco espanto, al tiempo que abre a dentelladas desesperadas la gruesa malla, y al fin...escapa Belek, gracias a su destreza saltarina,... y se esfuma en la negrura de la noche.
Todavía, algunos dicen haberlo visto por el barrio de Flores....



PD: Aclaro para no llevarme todo el crédito, que el personaje y la historia pertenecen al flocklore urbano. Se trata igual de un mito de dudosa procedencia, no muy conocido y menos difundido. Yo solo le puse a la historia y a su protagonista un poco de merecida prosa.

30 comentarios:

Isabel Keats dijo...

Espero no encontrarme a Belek por ahí. Qué miedo!!

Neogeminis dijo...

jejejej dadas las caracteristicas del personaje, has logrado ir mechando sonrisas y espanto a lo largo de todo el texto!:
un enano vampiro! jajajajaja...esa sí que es una propuesta no muy vista!jajaja...y ahí no más...en el barrio de Flores!
Muy bueno!

Un abrazo, Ceci!

Carmen Andújar dijo...

No quisiera estar en ese barrio, ¡Madre mía! que miedo, ya sólo con pensarlo me quedo congelada.
Muy bien relatado este juego de sensaciones.
Un abrazo

Matices dijo...

Otro bicho raro, al final me va a sentar regular esto del Halloween.
Muy buena tu aportación!!
Besos

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Pues yo creo que se ha venido a vivir a mi ciudad y es....mi jefa. Nadie como ella es capaz de chupar tanta sangre. Besos.

San dijo...

Pues tambien los bajitos tienen derecho a ser vampiros jejeje. Esta historia de tan real da miedo.
Chupocteros los hay y muchos.
Besos Ceci.

rosa_desastre dijo...

Presiento sus dientes amarillos, pero me quedo mas tranquila sabiendo que me morderá a la altura de las rodillas...que en el cuello me da mucha risa jajajjaja
Un besazo

Maribel dijo...

Un vampiro un tanto especial. Prepararé unos ajos por si me lo encuentro.

Un saludo.

Any dijo...

El enano de los Cárpatos ahjajajaja! Me hizo mucha gracia el comentario de Rosa. Igual preferiría no encontrármelo y tener que morir con las rodillas desangradas brrrrr!!!
=D
besos

Juan Carlos dijo...

Este "Belek, enano vampiro de los Cárpatos" creo que merece una novela. Buen personaje y bien dibujado en tan poco espacio.
Por Las Flores que no me esperen, al menos mientras no le atrapen ...
Un beso y vigila si pasas por ahí.

Felisa Moreno dijo...

Creo que será mejor no asomar por el barrio de las Flores, por si acaso. Buen relato. Un saludo.

Luis Bernardo Rodríguez dijo...

Me imagino que capáz que conoces a Alejandro Dolina, tiene algo de la mística del barrio tu relato. Excelente y un saludo desde Uruguay

Alicia Uriarte dijo...

Efectivamente, terror puede ser algo que quiebre el paralís de las horas.

Ya más en broma, yo jamás me aproximaré al barrio Las Flores. No soy muy alta y, en mi caso, creo que el mordisco sería algo más arriba de las rodillas ja,ja,ja.

Me ha encantado el sabor agridulce de este texto.

Saludos

Cristina Pereyra dijo...

Qué interesante... vampiros y circo... muy original

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

¡Que miedo!, menudo personaje.

Muy bueno

Un abrazo

Lola

Pepe dijo...

Temblando me dejas Ceci, que en mi ciudad una de las callejas más bonitas y floridas es la llamada calleja de las flores. Es estrecha y está justo enfrente de la Mezquita. Por las noches el entorno es escásamente transitado y por ella no hay tráfico rodado, así que procuraré no arrimarme por allí, no sea que Belek haga de las suyas.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

a aparecido un nuevo chupacabras?

Liwk dijo...

Siempre me han dado un miedo espantoso esta clase de criaturas saludas de la nada, cuyo terror se incrementa por el efecto multitud y que al final terminan fundiéndose en la memoria del pueblo.
Escalofriante.
Un beso.

menchu dijo...

Pues digo lo mismo que Carmen, un barrio un tanto peligroso. Pone los pelos de punta.
Besos

Lucía de Vicente dijo...

¿Dónde dices que está el barrio de las Flores? Para ir en dirección contraria, digo...
Jolín con el enano. ¡Con lo que a mí me gustaba el circo, me has hecho polvo!

Sindel dijo...

Yo vivo cerca de Flores, mejor no voy de noche por ahí!!! Que bueno este relato Ceci, es super ágil y me encantó como describis al personaje que ataca y el nombre que le pusiste.
Un abrazo!!!

Ceci dijo...

Hola, gracias a todos por pasar. Concuerdo que Belek se merecería una novela, aunque el relato es de mi autoría, este personaje singular es salido de un mito urbano que casi nadie conoce. A pesar de que busqué sobre él nada encontre mas que algunas habladurías folcklóricas de este enano vampiro, que evidentemente no debe haber sido mucho porque obviamente fueron olvidadas. Así que me pareció justo rescatarlo y darle algo de acción. En fín...fue divertido. Quizás hoy se encuentre convertido en un ciudadano respetable del barrio de Flores, luego de que hubiera abandonado su adicción en vampiros anónimos, quien sabe?
Besos

Teresa Cameselle dijo...

Impresionante tu relato, Ceci. Nunca había oído hablar de el vampiro Belek, pero esa mezcla de ingredientes, los animales desaparecidos, el circo siniestro, los ciudadanos tomándose la justicia por su mano, lo tiene todo para un buen relato de miedo. Enhorabuena.
Gracias por participar ¡

Olivia Ardey dijo...

Uff... ¡asusta! No quiero ni imaginarme en el barrio de Flores. Abrazos.

Celia dijo...

Que no me esperen por el barrio de las Flores. Porque el nombrecito incita a aromas bellos, pero la realidad...
Un besito

Laura Nuno dijo...

¿Y dónde dices que queda ese barrio? Digo, no querría poner un pie allí por equivocación, ejem...
Fantástico.
Besines!

José Antonio López Rastoll dijo...

Me recuerda al enano de "Hop-Frog", el cuento de Poe. No deberíamos subestimar lo pequeño.

Un saludo.

Maat dijo...

¿y que tiene que hacer el incomprendido Belek si abre su nevera y está vacía? Pues eso,buscarse el sustento por el barrio de Las Flores.

Anda que lo de la mona...¡Es total!

Un placer leerte, Ceci.

Un abrazo.

Maat

Natàlia Tàrraco dijo...

Belek escurridizo, en el barrio de las Flores ¿del mal? aquella noche no lo lincharon, es lo que tiene ser diferente, gustar de sangre gatuna, mirar raro en el circo humano es fatal.
Tengo una peca entre ojo y ojo, soy bruja, soy extraña, sou Belek, vete a saber.
¿A que cada cual lee a su manera? Fascinante.

Ceci, me has tocado de cerca en este jueves de extrañas criaturas, letra por letra lo he sentido.
Besitos.

CAS dijo...

Es una alegría compartir la foto de Mónica contigo.
(recibiste mi mail?)

FELIZ 2012 y un fuerte abrazo.