viernes, 30 de abril de 2010

Inmunidad contra cinismo se busca

Quiero la maternidad más que ninguna otra cosa.
El deseo ocupa casi totalmente mi horizonte junto a otras cosas, que claro, no he dejado de desear.
Como sea, es el que detenta el primer puesto del ranking, y se lleva la palma.
Admito que tener un norte tan permanente y por tanto tiempo, me ha ahorrado una considerable cantidad de energía a la hora de priorizar, así como de pensar y elegir, cuando de pedir deseos se trata.
Y así como la maternidad puja desde adentro en tanto reclamo biológico, mandato social, grito de las vísceras. Deseo con fuerzas me redima y aleje del virus del cinismo, que acecha y amenaza ser incurable.
RAT y yo corremos serio peligro de quedar atrapados en el centro mismo de nuestras existencias.
Encerrados en el hueco que forman los círculos concéntricos de nuestra vida en pareja, -sin la aparición de otra vida que los abra como una tenaza-, y cambie el color de la pantalla a través de la cual vemos el mundo, podemos bien ser afectados de permanente.
De ser así, sospecho seremos firmes candidatos a convertirnos en destinatarios mutuos de la casi totalidad de nuestros recursos. Físicos, emocionales y económicos.
Moldeados en una intimidad a medida de nuestras mañas, y en tanto productos genuinos de una generación que viene en envase de eco-conciencia, envolveremos nuestro hogar con un filtro de política correcta.
Y así, si la vida nos deja tranquilos y no nos incomoda con hechos imprevisibles o fuera de protocolo, dejaremos entrar selectivamente la cantidad y calidad de experiencia, de conformidad con nuestro índice de tolerancia.
De seguro dedicaremos amplio espacio a instruirnos y afilar nuestra capacidad crítica. No es que esté mal instruirse! Es que me parece existe una propensión de los espíritus acomodados a mimar su vanidad intelectual, tanto como la material.
Temo que el paso de los años en mutua soledad no depare mucho más que la fuerte tentación de prenderse a los coletazos de juventud, y nos empecine en retener manifestaciones de belleza aparente.
Mientras espero, miro a los del otro bando. A mis contemporáneos, padres y madres.
Los veo estacionarse en doble fila a la salida de los colegios, sabedores de la importancia de la misión de sus vidas.
Ejercer con arrogancia las facultades que otorga ese derecho inalienable a la paternidad, que ni en sueños cuestionarían
Los veo posesivos de la síntesis de la vida. Descalificantes de las opiniones que no provengan de los suyos, y exhibir en sus miradas el conocimiento del núcleo de lo sagrado. El sentido de sus existencias, la dirección inequívoca, el alivio generacional.
Excluyo de este grupo a aquellos que lograron con esfuerzo, arrancarle a la vida un pedazo de existencia para sí mismos.
Tanto tiempo detrás de las filas restó ganas de ostentar el conocimiento íntimo que viene de las entrañas. Conocedores de que la síntesis de la vida no pertenece a nadie, y que la fortuna es una dama a la que no conviene desairar, se de buena fuente que se pellizcan cada mañana al despertar.
Así nos encuentra el día de hoy, encarando con ímpetu el cambio de filas. Dos ex fumadores, aspirantes a ex cínicos, en pos de la inyección que nos traiga tan ansiada inmunidad.

14 comentarios:

nani dijo...

que asi sea ceci, te mando un gran abrazo

Lola dijo...

mmmm... estoy lejos de tu experiencia, pero te digo que el cinimos no se va así sólo eh? Se matiza un poco tal vez, pero en escencia no nos transformamos en otras personas al ser padres.
Respecto de la sagrada misión de educar y demás, será que estoy un poco enojada con el destino y que mi hija ya está creciendo mucho, pero cantidad de veces me pregunto, cuál es la forma esta de educar chicos en donde se creen el centro del universo?
Hoy caminaba por la vereda donde hay una confitería, que apenas habían dejado una angosta hilera para que circule la gente, de a uno, a lo sumo de a dos apretados. Enfrente venía una mujer con un cochecito. Bien podría haber pasado yo primero, que estaba más cerca, pero en deferencia hacia no-sé-qué esperé un buen rato hasta que termine de pasar con su carroza real conteniendo al futuro principe de malcriolandia. Te pensás que pensó que yo tendría que haber pasado primero? Que me agradeció cuando terminó de pasar? Nah, ni ahí. Y encima después me quedé con bronca porque me puse a pensar y no es que la tipa estaba cargando a la criatura, estaba comodamente acmodado en un cochecito, tampoco hacía frío... en fin, espero no haber sido nunca ése tipo de madre, y creo firmemente que quienes lo son ya se llevaban el mundo por delante desde antes.
Igual espero que la prioridad Nº1 se cumpla pronto. muy pronto.
Besos!

Hope dijo...

Ceci, me ha encantado como describes vuestro aislamiento: "encerrados en el hueco que forman los círculos concéntricos de nuestra vida en pareja, -sin la aparición de otra vida que los abra como una tenaza-", describes perfectamente mi situación, no tanto la de mi marido, que lucha en una batalla perdida para que yo abra mi círculo, cada vez más alto, más contundente y más decidido.

Respecto a los padres en doble fila, vivo enfrente de un colegio, evito sus horarios, pero cuando me han asaltado por sorpresa y me he visto atascada esperando mientras ellos retiran sus coches con una falta de civismo que no he visto en otro colectivo, he fantaseado irremediablemente con acelerar el coche a máxima potencia y atropellarlos a todos, sólo ver sus caras de sorpresa, su contacto con ese otro mundo que está más allá de su ombligo y de sus propias necesidades, quizá merecería los años de cárcel, de culpas y tal vez de internamiento psiquiátrico que sufriría.

Un beso niña.

Katy dijo...

Hola Ceci, toda vida tiene sus pros y sus contra. El ideal no existe. Aislarse no es bueno, todos somos somos necesarios aunque no iumprescindibles. La vida tiene que seguir e inevitablemente surge de las entrañas y se es madre si apenas saber lo que tienes entre manos.
No depende de uno, te llega. Lo que si depende es como lo enfocas, como lo vives. No se es madre por parir. Hay muchas mujeres que lo han sido sin tener hijos. Y eso si que es para nota.
Supone mucha renuncia, a dejar de ser tu para que otro sea.
Tu escrito me ha conmovido.
Besos

Maria Laura dijo...

hay amiga pedire tu ayuda si me ves que voy entrando en ese terreno me pegaras unos gritos blogeros por favor eh...

confio que la vida te sorprendera como me sorprendio a mi yo sigo apostando pero esta bueno a veces plantearse como sera vivir el plan B...lo hice muchas veces...pero solo de reojo

abrazo....

Ceci dijo...

Gracias Nani, lola, hope, katy y maria laura.
Me halagan enormemente con sus palabras!
Un abrazo grande a uds. y demás lectores.

Cuesta arriba dijo...

Acà estamos esperando esa vacuna!!! es difícil y muy cierto...pero la vida sigue (me lo tengo qeu repetir todos los días) y el mundo no debe parar por nuestros dramas, sean los que sean...

Un abrazo...

ANGELICA dijo...

Que manera de escribir linda !!!

No acabo aún de entender tanta palabra pomposa... pero logré entender perfecto el mensaje.

Estaré por acá visitandote.

Deseo con el corazón que pronto tengan que hacer un hueco enorme pero en alguna de las piezas de su hogar para decorarlo con cosas lindas para un nuevo integrante.

Besos

Hope dijo...

Ceci, mucha suerte el viernes ;)

Ceci dijo...

Gracias chicas, me hacen muy bien sus buenas vibras!

Abuela Ciber dijo...

Ha de ser la hora o mis tres neuronas estan descalsificadas, no he logrado unir todo lo leido con el cinismo.

A traves de los blogs en estos años he entrado en casa de seres como tu , viviendo un sueño, acariciando tantas esperanzas.

Mis deseos siempre han sido de que logren sus sueños, al vez sin perder de vivir el presente.

Pienso que las cosas por algo suceden y que debemos asumirlas con valentia y lucha.

Te deseo todo lo mejor!!!!

Cariños

Ceci dijo...

Si abuela ciber, lo sé, es dificil lograr que la noción de cinismo se adecúe del todo(pero si mejor que otras corrientes filos. ja!). Solo he querido referirme en sentido figurado (con algo de licencia literaria)a lo que podría ser de aquí en mas, y de continuar las mismas condiciones, la vida de dos personas viviendo enfocadas en si mismas, de acuerdo a la naturaleza (adaptada a esos dos seres, privados de concebir)en actitud crítica a todo lo que escapa a sus parametros de vida.
Así que, no te preocupes por tus neuronas que funcionan de lo mejor!
Gracias por tus deseos y cariño!

Maydi dijo...

Hola ceci: aveces se me hace dificil seguir los post largos, que manera de escribir! pero no quería dejar de pasar como tu seguidora bloger a saludarte. Besos y suerte!

Pachu dijo...

muy bueno ceci, tan cínica seré-estaré que hasta sonrío leyendo lo que escribís
por suerte hay gente sensible que no necesita vivir todo este camino para entender que los privilegiados son ellos, por poder tener hijos, y que en todo caso deberían dejarnos pasar a nosotros, que venimos con la cabeza tan baja...
te deseo muchiiisima suerte hoy y en los próximos días, a ver si en 9 meses te llevás puestos a todos con tu cochecito y sos una boba feliz inmunizada contra el cinismo!