viernes, 13 de noviembre de 2009

Todavía creo en los milagros de la ciencia. Declaración de fe

Bueno, eso fue todo por ahora!, no habrá mas FIV para mi este año. Quedóseme la máquina a mitad de camino! Algo usual parece ser esto de que a una le suspendan la medicación a mitad del proceso de estimulación ovarica, al menos una de todas las veces. La razón: falta de respuesta esperada, o respuesta insuficiente, deficiente, insatisfactoria de mis ovarios. Esos caprichosos microfolículos (que se de muy buena fuente ecográfica, en un comienzo estaban allí!), por razones antojadizas, esta vez no respondieron al guiño con que tan sofisticada y onerosa medicación, los alentaba cada noche. Se me ocurren haraganes y un poco aburridos de este glamour de laboratorio que en definitiva, suprime sus funciones básicas. De seguro ya no cuento con el factor sorpresa. Habrá que seguir engañandolos con renovadas, o las mismas remozadas invitaciones!
Para eso, y para infusión de refrescante aliento a mis golpeadas esperanzas, apareció oportuna prescripción de pastillas milagrosas, de factoría extranjera, última generación de la ciencia puesta al servicio de la procreación, de carácter casi experimental por estos lares!. Exclusivísimas!, de elite, tanto que para conseguirlas no solo hay que munirse de prescripción médica sino también encargarlas en una o dos farmacias, las únicas que las proveen en esta gran ciudad, y esperar a que las preparen. O, en su caso, recurrir a pedido on line en laboratorio foraneo.
Acordamos, -que esta cosa de figurita dificil y que no figure en el vademecum-, le dan un plus a las bondades que se le imputan??.
La prohormona es DHEA, existe mucha información en internet que permite acceder a una amplia lectura sobre la misma.
Desde ya la información se dispara en varios sentidos, pero la que me interesa es la que trae promesas de fecundidad y abundancia para mis perezosos órganos, antes de reeintentar otra FIV convencional.
Para mas, se sugiere trae la misma efectos secundarios nada desdeñables, efectos rejuvenecedores!, aumento de la memoria, humectación de la piel, aumento de la líbido!, uyy!, que prometedor, cuanta expectativa!
Y sí! este parece ser un plan curiosamente diseñado, detrás de cada revés y con tiempo apenas para terminar de sorberme los mocos, me es dado en presentación nueva opción de la medicina moderna, o de la tradicional china!, en fin, nueva para mí o para occidente, la cuestión es que me obliga a despertar mi fe, poner de pie mis expectativas, reagruparlas y en fila india caminar hacia adelante, -por lo menos hasta nuevo aviso-, tooodo para que una como yo, que quiere declararse escéptica, no pueda plasmar ni una letra que ahí apunte, en todas estas notas!.

1 comentario:

Mrs. Fruticienta dijo...

Chechu, un placer leerte y concerte. Llegué hasta aca leyendo tu historia y digo hasta acá porque yo soy la viva experiencia de que siempre hay que darle una oportunidad mas al FIV o al ICSI (en mi caso). Toma envión y el año que viene empezalo con todo para buscar un bebe. Que los brazos no se bajen nunca mhija-
Sigo leyendo.