viernes, 14 de mayo de 2010

Adivina quienes vienen a cenar.

Desde el lunes, 4 vienen conmigo.
Claro que para recibirlos, -por exigencia del procedimiento, aclaro para los que no lo saben (no piensen que a una le gusta torturarse)-, tuve que empezar la mañana bebiendo agua como si fuera una beduina sedienta recién salida del desierto.
Esto no hubiera sido un problema de no ser porque a mitad de mañana, me dieron aviso que el laboratorio, -hogar provisorio de mis cuatro embrioncitos-, venía “demorado”.
Así que en tanto debía esperar a que el biólogo hiciera su aparición, mi vejiga empezó a clamar dolorosamente por alivio.
Fue un verdadero tormento tratar de calmarla largando míseros chorritos, mientras una enfermera apostada detrás de la puerta del baño, me conminaba a hacer oídos sordos al llamado de la naturaleza.
Cinco veces repetí ese ritual. Las últimas dos, estando ya dentro del quirófano!
Enfermeras, residentes, pacientes y acompañantes varios, vieron atravesar el pasillo que corre del quirófano a la habitación, a una figura en bata y gorro verde, de andar encorvado, y arrastrando a modo de capa un cubrecama blanco de hospital.
Resultado tras 1/2 hora de procedimiento: embriones instalados + desalojo total de líquido = final feliz.
Después: seguir las indicaciones. Reposo, tranquilidad, espera a que el destino nos levante el pulgar,...y acupuntura.
Dos días postransferencia fui a recibir mi dosis de medicina tradicional china, esperando también dar con alguna pista que traída de otro punto cardinal, brinde tranquilidad a mi ansiedad.
Me acosté en la camilla y el ambiente estaba agradablemente tibio.
YuSheng dio inicio a las prácticas habituales. Me midió el pulso, miró mi lengua y luego se detuvo a observarme las piernas extendidas. Chitt! Detengan ahí su pensamiento!
Eso hace siempre, y hace rato que supe que no me “mira” las piernas, sino que hace un trazado previo y cuidadoso de donde colocar las agujitas.
Como si mirara un flujo energético invisible a los demás. Y ahí donde algunos solo vemos piernas flacas, pecas y el incipiente fin de un suave acabado a la cera negra. El fuera capaz de leer en mis pantorrillas, como si se tratara de esos letreros luminosos y alargados que pasan noticias de letras rojas en los colectivos!
En eso estaba cuando le vi aparecer una sonrisa gigante que agrietó su cara regordeta.
Se giró y lejos de pretender disimulo, me miró a la cara con sus ojos tajeados y airecito intrigante. Como si algo supiera!
Acaso fue alcanzado durante un par de segundos, por el goce atávicamente humano de saberse poseedor exclusivo de un conocimiento esencial a otro?
Yo quise creer que sí!
Así que me quedé en mi lado de ese vínculo humano y nada le pregunté.
Ninguno rompió el hechizo, ni destensó la cuerda que tironean quien se muere por ser preguntado, y quien muere por preguntar!
Además, supiera algo o no, me hubiera respondido lo mismo que me dijo en tanto colocaba una agujita en mi cuero cabelludo:
-No pienses!


PD: Para los que les interese y no lo hayan visto. En la revista Viva del domingo 9 último salió un artículo muy interesante sobre tratamiento de fertilidad y terapias alternativas, llamado “De oriente con amor”. Este link es de Halitus, pero allí se hace referencia al artículo.

9 comentarios:

Pachu dijo...

Ceci, qué bueno por los 4! Yo me había quedado intrigada de cómo seguía la película, pero no quería preguntar porque no hay que ser indiscreta... Yo también voy a acupuntura con YuSheng! Pero yo soy de las que le preguntan todo... Y cuando empieza a pasar el alcohol ya sufro con las agujitas que sé que me van a doler (las de las piernas todo bien, pero los pies y las manos... ay!). Que siga todo bien hasta la beta! Besos!

Cuesta arriba dijo...

Por el pulgar levantado del destino...y por esos momentos que tienen ese no sè què...

BEso

nani dijo...

hola ceci sisiiiii lo leimos!! leimos el articulo este viernes pasado...viernes de transf de nuestros dos embris. El 31 es mi beta, porfa luego si podes pasame el contacto de la gente que te trata a vos con la acupuntura si? besotes

Lola dijo...

Muchísima suerte el día del test (supongo que será mañana o en los proximos días por la fecha que ponés) no me quiero imaginarlo que habrá sido el mientras tanto. Menos mal que encontraste algo como la acumpuntura, supongo que debe ayudar a no andar cortando clavos tantos días.
Por las dudas, otra vez, muchísima suerte!!!!

Besos!

Ceci dijo...

Gracias a todas por estar presentes!
nani, si estas interesada dejame tu mail asi te paso los datos que necesites.

nani dijo...

aca te lo dejo ceci: tamaragtf@hotmail.com.ar besotes

Maria Laura dijo...

hay nena que emocion estas con tus embris ! yaaa cruzo los dedos por escuchar la gran noticia abrazote... voy a mirar el link se que en europa es re comun la acupuntura para lo tratamientos, vamos con fe besote!!!

Cris dijo...

Hola Ceci , si ya sè te sigo de a ratos , pero te sigo y voy en tema , leì el artìculo , muy bueno por cierto . Este tipo de terapia Oriental la conozco , la realicè por otros motivos , menos emocionantes , hay que aguantar ehh ? , si no me resultò sensillo , pero soy aguantadora . Con respecto a tus embriss , estoy en tema conozco varias mujeres que an pasado por lo mismo y.....hoy tienen Hermosos chiquis. SUERTE !!
Saludito
Cri//mujeresdesincuentay

majito dijo...

Ceci, mucha suerte para hoy!!!!!!!!
Majito