jueves, 30 de junio de 2011

Relato del Jueves Pasado: ¿Intolerable?


El jueves pasado no hubo publicación de relato porque Gustavo nos invitó a participar de un juego. Le enviamos los relatos del tema de la convocatoria, de solo 150 palabras, por correo privado, y luego él los publicó en su blog de forma anonima, y cada uno de nosotros debiamos adivinar a quien pertenecían los relatos. El que mas aciertos tenía, se ganaba un chocolatito que Gustavo prometió enviar desde España al lugar del ganador.
Yo ya me estaba relamiendo, y pensando en las alternativas posibles para que el chocolatito llegara a Buenos Aires en buen estado, ya sea molido tipo cacao, o deshidratado como la comida para astronautas.
Pero...cruel fortuna, no me favoreció esta vez!
Felicito nuevamente a Cass la uruguaya.., y ahora te quiero ver! Como le va a llegar el chocolatito hasta Montevideo?..Ja! ¡Que mala es la envidia!

Mas relatos en lo de Gustavo: http://callejamoran.blogspot.com/
A continuación mi relato (que solo tres personas lo relacionaron conmigo)

¿Intolerable?
Su estomago estaba resentido. Estaba tan sensible, que ni agua podía mandarle para limar asperezas, sin que el maldito se la devolviera en una andanada de nauseas, con la antipatía de un gendarme que indicara: ¡Por aquí no!
-¿Acaso no es suficiente castigo esta migraña que le punza, como si los ojos se le derritieran en sus cuencos?
¡Más reprimenda sería inútil! –¡Desista por favor!
Pero…, indolente insiste. Raspa dolorosamente la membrana vaciada de restos sólidos y líquidos, hasta encontrar algo de magma bilioso que empujar hacia arriba, en agónico eructo.
Malherido, cae en la cuenta: tanto cuidarse, comer alimentos orgánicos, fibras, han hecho de su estómago un intolerante.
-¡Trátelo con cariño! -le había dicho el médico-.
¿Dónde quedaron los días en que se aguantaba la ingesta de grasa chorreante, descortés como insulto, alcoholes, y picores que pegaban en las entrañas con la dureza de un puño?
-¡Vaya flojito!

11 comentarios:

Uma dijo...

pues yo hubiera acertado...seguro!! tienes un estilo muy tuyo...
Algún día he fantaseado con la idea de unirme a vuestros jueves pero después me puede la vergüenza y me echo para atrás!
Besos

Natàlia Tàrraco dijo...

Ceci te confundí con Juan Carlos, otro que sabe contar.

Ayyy de tanto cuidarnos nos echamos a perder lo gástrico y lo gozoso, se atrofió lo digestivo de tanta fibra, de tantísimo alimento controlado. El aparato digestivo ya no es digestivo ni ingestivo, perdió ácidos, tolerancias para las que estaba ideado, ayyyyy.

Magnífica intolerancia gástrica, te aplaudo, un besito con un chupito de gin, a ver si aguanta mi aparato digestivo, por lo menos no lo he viciado a lo amorfo e insípido anestésico inodoro. !Salve! Buen verano Ceci, nos vemos.

Katy dijo...

Yo no lo habría relacionado por breve, Tus relatos suelen más extensos y menos diálogos.
Besos está muy gracioso

San dijo...

Cecpara mi complicado imaginar, ahora en tu blog la cosa cambia, se lee de otra forma, jajja ahora si que es fácil.
Y de ese pobre estógamo tan intolerante ni hablar jajaj, si esta visto ya no nos podemos pasar.
Un besote.

Matices dijo...

Pues del cambalache que monté, a ti te conocí, y fue por los detalles que siempre nos das en tus relatos...
Por cierto, perdona el fallo, acabé mareada de números, nombres y demás y a altas horas... te lo corregí.

Que malo tiene que ser tener el estómago tan intolerante.

Besos!!!

gustavo dijo...

y yo te leí, la ultima, como correspondía...jajaj. perdona a broma...te envié mi comentario vía mail como a todos...lo que sucede es que en vez de mandartelo a ti, se lo mandé a celia...¡cómo no fallar viniendo de mí! creo que luego lo solucioné y te lo envié bie,,,¡espero!
besos.

Any dijo...

A mi me engañaste, ni una pista, ni una palabrita autóctona, ni una señal !!! que mala!!! jajajaj
Yo también me estaba relamiendo con el chocolate mmmmm!!! pero tengo menos percepción que un tronco, acerté tres solamente. Otra vez será.
Un beso

Pachu dijo...

Jaja, muy bueno el relato Ceci! Yo por las dudas, lo sigo castigando bastante a mi estómago... A ver si pierde su mayor virtud que es aceptar prácticamente TODO lo que le doy y se me vuelve un fifí... Noooo, que se la banque! Besos!

Ceci dijo...

Uma: Gracias, y dale animate que no hay lugar para la verguenza en los jueves! Seras bienvenida te lo aseguro
Natalí, yo a vos te confundí con Matices, fijate. No tenemos tan afilado el olfato despues de todo. Ja!
Katy, es cierto pero la consigna era que tenia que tener hasta 150 palabras, es un halago que me identifiques con los relatos,
gracias
San, coincido que es mas fácil cuando se ve en los propios blogs con las letras acostumbradas, sus fondos propios, da esa sensación.
Matices, ví que cambiaste el resultado, gracias, igual no era para tanto, que estabamos jugando. Muy buena tu colaboración por cierto.
Gustavo: gracias por tu comentario, ya lo lei en mi correo.
Any, a vos tampoco te saque. Creo que te confundí con Cass.
Pachu, no me digas eso...pero si vos eras de las mias, de las pacientes de YuSheng, como es que comes de todo?
Besos y gracias por pasar

Neogeminis dijo...

Tarrrde, pero igual paso a decirte que no me fue fácil interpretar varios de los relatos, pero de verdad lo pasé bárbaro1 jejee
Un abrazo.

CAS dijo...

Un relato muy bueno. No se porqué me parece que algunos coincidimos en intercambiar tus relatos con Juan Carlos....jajaj

Te mando un beso y espero verte el jueves!!!!

ah...un abrazo caluroso que hace falta con este día congelante, jaja